Violación en Celestún

Se quejan de un baldío que es nido de drogadictos

1 / 2


A la izquierda, vecinas que se quejan de que la Comuna de Celestún no actúa para evitar que un baldío (foto de arriba) de la calle 10 entre 5 y 7 del centro del puerto siga convertido en base de drogadictos


CELESTÚN.- Desde hace como un año, un amplio terreno de la calle 10 entre 5 y 7 del centro de este puerto es un dolor de cabeza para los vecinos del rumbo porque se convirtió en un “picadero”.

Vecinas del rumbo relatan que en ese predio se reúnen diariamente entre 15 y 20 sujetos para ingerir bebidas embriagantes y drogarse.

También dicen que dos o tres muchachas van a embriagarse con esos sujetos en el lote, que se ubica a cinco cuadras del parque principal y donde hasta hace poco más de un decenio existió un hotel, que luego fue demolido.

El temor de los vecinos aumentó a raíz de que, según las quejosas, una de esas muchachas fue violada la semana pasada, como a las 8 de la noche, en un predio de la calle 12, enfrente del baldío.

-Todos los días vivimos con temor, pues los sujetos, que provienen de diferentes rumbos, también se dedican a robarnos lo que puedan: escobas, jalador, cuchillos y cualquier artículo que se deja a la mano -asegura Gabriela Canul Castilla, una de las vecinas afectadas.

Jaquelín Chan Villafaña, María Asunción Cauich Chac, María Martínez Mora, Guadalupe Chi Estrella y Raquel Aldaña, entre otras vecinas, aseguran que los sujetos, ya borrachos y drogados, intentaron golpear o empujar las puertas de los domicilios del rumbo, sin importarles que los moradores estén en su interior.

Las vecinas afirman que es tal el temor que las familias evitan que sus hijos pequeños e hijas adolescentes salgan a la calle en las noches.

Martha Chuc Chay, cuyo predio de la calle 12 colinda con el baldío, señala que la alcaldesa Rosa Acosta Narváez ya tiene conocimiento del problema, pero prácticamente se lavó las manos.

-Apenas la semana pasada le dije y me salió con que ya mandó a la Policía, pero que los malvivientes regresan al terreno, de modo que no puede hacer nada.

-Sí hemos visto que pasen policías, pero ellos no bajan de su camioneta, al parecer por temor -abunda.

De acuerdo con las vecinas, en el baldío frecuentemente se registran riñas entre los malvivientes y apenas la madrugada del domingo pasado ocurrió una.

Las vecinas desconocen el nombre del propietario del terreno, pero aseguran que se trata de un progreseño que, luego de demoler el antiguo hotel abandonó el lugar.

Es su pariente

La vecina Julia Pinto Villanueva se dijo pariente del dueño del baldío, pero declina decir el nombre.

Julia Pinto asegura que su pariente ofreció mandar hoy martes a limpiar el terreno y a colocar malla ciclónica para evitar que personas ajenas entren al predio.

Sobre la violación, las vecinas dicen que hasta donde saben la joven denunció ante el Ministerio Público y que ya se realizan las diligencias.

No descartan, sin embargo, que se registre otro caso porque dos mujeres siguen yendo con el grupo de malvivientes.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba