“Violan mis derechos”

Rebate el alcalde de Valladolid a mujer despedida

7_030314_p1bigTitphoto01

VALLADOLID.- La discapacitada Cristina Ramos Sánchez, ex empleada de la Comuna, quien fue despedida recientemente presentó una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey).

Según se asentó, la quejosa argumentó discriminación laboral, despido injustificado y discriminación física.

Al acudir el jueves 27 a la Codhey, en esa instancia le reconocieron que se violentaron sus derechos, sobre todo por ser una persona con capacidades diferentes.

Además, se violó el artículo XII de la ley en la materia, que indica que se debe dar protección laboral a personas con capacidades diferentes.

-El alcalde (Roger Alcocer Díaz) completamente me ignoró, a pesar de que intenté entrar en negociaciones con él, pero no quiso devolverme a mi trabajo -explicó.

-Por el contrario, ofreció pagarme el sueldo de su bolsa con la condición de que acuda a convencer a meseras para que lleven a sus hijos a una estancia infantil, lo cual no es mi obligación -añadió.

Cristina Ramos comentó que su denuncia se llevará a Mérida, donde le darán seguimiento y de ahí citarán a las personas involucradas.

-También me entrevistaré con asociaciones civiles y gubernamentales, que se encargan de la protección a las personas con capacidades diferentes, para que me apoyen a buscar la reincorporación mi trabajo -dijo.

-Además, de acuerdo a mi condición física, en ningún momento me debieron enviar a una oficia en donde tenía que subir y bajar escaleras como hicieron al enviarme al departamento de Artes y Oficios, que se encuentra en la segunda planta del mercado municipal -señaló.

Entrevistado al respecto, el alcalde, Alcocer García, dijo que Cristina Ramos es una mujer muy conflictiva y “se la va mucho la boca al hablar”.

-Pero esa no fue la razón de su despido, sino porque se le pidió que se esperara tres meses sin trabajo, mientras fluyen recursos para los nuevos talleres, pero ella se negó a colaborar -explicó.

Alcocer García manifestó que el primer trabajo de Cristina Ramos fue en el DIF municipal, pero por su conducta tuvo problemas con el personal y fue enviada al Centro Comunitario, en donde también generó conflictos.

-Luego se le envió al departamento de Artes y Oficios, donde aplican cursos para talleres -dijo.

-Ahora por falta de recursos no se están aplicando talleres de capacitación, de modo que no hay nada que hacer ahora -explicó.

-Se le pidió que se aguantará tres meses, en tanto la Comuna se recupera económicamente y se pagan los créditos bancarios -comentó.

-A fin de apoyarla, se le propuso que le pagaría $1,000 para que se encargue de invitar a meseras de la ciudad, para que lleven a sus hijos a una estancia infantil, pues se jactaba de tener buenas relaciones con ellas -expuso.

-Tomando en cuenta que algunas meseras han tenido hijos y que les da trabajo cuidarlos, incluso se tiene conocimiento de algunas que han matado a su bebé accidentalmente, por eso se decidió invitarlas para que se les cuide a los hijos -añadió.

-Cristina Ramos ni siquiera aceptó la propuesta y prefirió irse, no sin antes amenazar con denunciar a la Comuna -dijo.En cuanto a la presunta violación de derechos, el alcalde consideró que no se cometió ninguna anomalía porque se intentó negociar con ella, pero se negó.- JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO

Plan | Despidos

Antes de la denuncia, el alcalde Roger Alcocer habló de su plan de despidos.

Exceso de nómina

El primer edil explicó que el Ayuntamiento pasa por una crisis financiera por tener a mucha gente en la nómina.

Créditos y laudos

“La Comuna está pagando $1.250,000 en créditos y laudos que perdió y no cuenta con suficientes recursos”, dijo.

“Por eso se dio de baja a los empleados temporales”.




Volver arriba