Ve en el periódico al esposo muerto

La última vez que lo vio vivo le dijo que iría a Akumal

Movilización el día del hallazgo del cuerpo de Juan Bautista Dzib Yam. Los militares investigaban lo que se pensaba fue una ejecución

VALLADOLID.- Debido a un tatuaje en el brazo, la ropa y un celular cerca del cadáver, Ana Isabel Dzib Manrique identificó el cuerpo de su esposo, Juan Bautista Dzib Yam, cuyo cadáver fue hallado en avanzado estado de descomposición, y parcialmente devorado por zopilotes, en días pasado en la colonia San Francisco.

Como publicamos, el hallazgo fue hecho por una persona que llevó a pastar a su caballo en un camino que conduce al Centro Deportivo de Alto Rendimiento, cerca del Conalep, y fue quien dio aviso a la Policía Municipal.

Al principio surgieron rumores sobre la identidad del fallecido y de las causas de su muerte, sin embargo el pasado fin de semana lo identificó su esposa. Vivía en la calle 37 entre 20 y 22 de la colonia Militar.

Según se averiguó, Juan Bautista era alcohólico y desde hace 20 años trabajaba en Akumal, Quintana Roo, pero llegaba cada 15 días a ver a su familia. Esta vez llegó el 26 de junio pasado, pero no se fue porque pensaba conseguir un empleo en esta ciudad.

El sábado 28 en la noche le dijo a su mujer que no podía dormir y que escuchaba voces. Su esposa ofreció llevarlo al médico, pero de repente Juan salió corriendo y le dijo que se iba a Akumal.

Fue días después que, leyendo el periódico, vio la noticia del hallazgo del cuerpo, lo reconoció parcialmente y tuvo que viajar a Mérida para identificarlo totalmente.

Según la Fiscalía, la muerte fue patológica.Juan vivía con Ana Isabel Dzib, con quien procreó un hijo, actualmente de 13 años de edad.- Pablo Chacón Yupit




Volver arriba