Ungidos por la gracia

Ungidos por la gracia

Misa crismal en Valladolid, en la iglesia del Centro

7_140414p2fephoto01

VALLADOLID.- Con profunda fe, más de 400 enfermos recibieron la Unción de los Enfermos en la Misa del Santo Crisma realizada, el miércoles 16, en la iglesia parroquial de San Servacio.

En la celebración, los sacerdotes ungieron el óleo sagrado a enfermos, personas de edad avanzada y en peligro de muerte.

La unción significa que le es concedida al enfermo o al anciano una gracia especial, eficaz para fortalecerlo y reconfortarlo en la enfermedad, y prepararlo para el encuentro con Dios.

El párroco José Gilberto Pérez Ceh dijo en la homilía que el dolor y el sufrimiento por la enfermedad, si se ofrece y une a Cristo, adquiere sentido redentor.

-El sufrimiento de los enfermos se asemeja a lo que Cristo sufrió en la cruz por nosotros -subrayó.

En la misa participaron poco más de 400 enfermos, de acuerdo con el equipo de la Pastoral Social, que ayudó a organizar la ceremonia.

Los enfermos eran en la mayoría vallisoletanos, pero también asistió gran cantidad de foráneos que viajaron para fortalecer la fe.

Había gran variedad de enfermos con complicaciones diferentes, como personas que no caminan, ciegos, sordos, mudos, personas con cáncer, mujeres con problemas para embarazarse, ancianos y convalecientes.

El párroco dijo que quienes son bendecidos con el óleo sagrado también reciben el perdón de los pecados y pueden comulgar.

A la mitad de la misa llegó una enferma y al querer unirse con los demás enfermos, integrantes de la Pastoral Social le dijeron que no se podía porque ya habían terminado de registrar a los enfermos.- DAVID OSORIO MARFIL

De un vistazo

Paulina Gissel, de la comunidad de Chemax, se sintió algo frustrada.

No le toca. Según comentó, ella nunca sale pero quiso asistir a esta misa que se realiza cada año y al llegar no pudo ser ungida.

La gracia. El Sacramento de la Unción de Enfermos confiere una gracia especial para enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o vejez, según se explica en www.aciprensa.com.

Se le conoce también como el “sagra viático”, porque es el recurso, el “refrigerio” que lleva el cristiano para poder sobrellevar con fortaleza y en estado de gracia un momento de tránsito, especialmente el tránsito a la Casa del Padre a través de la muerteLo esencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañada de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispo, únicos ministros que pueden administrar este sacramento.La Unción de Enfermos se conocía antes como Extrema Unción, pues sólo se administraba “in articulo mortis” (a punto de morir). Actualmente el sacramento se puede administrar más de una vez, siempre que sea en caso de enfermedad grave.¿Qué es la Unción de Enfermos?Es el sacramento que da la Iglesia para atraer la salud de alma, espíritu y cuerpo al cristiano en estado de enfermedad grave o vejez.




Volver arriba