Una chispa con risas

Curiosas fallas en la recreación del suceso, el martes

"Esposas" de los hacendados hablan de sus riquezas en Valladolid
1 / 7


"Esposas" de los hacendados hablan de sus riquezas en Valladolid
Durante el simulacro se presentaron algunas fallas en el audio, así como en los diálogos de los actores. A la derecha, los actores durante la firma de un plan durante el ensayo realizado en Valladolid el martes
Campesinos insurgentes hacen guardias y cuidan a sus muertos, luego del enfrentamiento con la Guardia Nacional. Debajo, la llegada de Francisco I. Madero a la ciudad durante la representación de la Primera Chispa de Revolución Social Mexicana realizada en Valladolid
Campesinos levantan sus machetes durante la representación. Debajo, presentación de un baile jaranero la noche del martes en Valladolid


VALLADOLID.- Como cada año, en el simulacro de la Primera Chispa de Revolución Social Mexicana ocurren diversos momentos curiosos, como fallos de audio, olvido de los textos a los actores y los disparos y caída de los “muertos” a destiempo, entre otras cosas.

La noche del martes no fue la excepción, pues el diálogo de los actores estuvo grabado, éstos sólo hacían mímica y ademanes con los brazos, pero a veces no lograban que ambos aspectos embonaran.

En determinados momentos se escuchaba la voz del actor y luego empezaba a mover la boca y los brazos, lo que ponía en evidencia que no estaban en sintonía.

Cuando comenzó la guerra se escucharon disparos (petardos que fueron reventados), pero fueron pocos los cuerpos que caían abatidos.

Luis Felipe de Regil, jefe policíaco, “murió” de un solo machetazo, y luego salió su viuda pero, en lugar de llorar, se la pasó riendo.

Por ratos intentaba hacer como que lloraba, pero la risa le ganaba, lo que causaba más risas de los espectadores.

Un momento que causó innumerables risas entre los asistentes fue después del fusilamiento de los tres héroes Atilano Albertos, José Encarnación Kantún y Maximiliano Ramírez Bonilla.

Al momento de escucharse la voz militar de “¡fuego!”, los tres cayeron al suelo, pero no se escuchó ningún disparo; luego que les dieron el tiro de gracia, sin disparo alguno, se les aventaron varios petardos para hacer el efecto. Lo curioso fue que un explosivo cayó cerca de la mano derecha de Atilano Albertos, quien asustado levantó el brazo, a pesar de que ya estaba “muerto”.

Al término del simulacro comenzaron a caer pedazos de papel tricolor desde el techo del Palacio Municipal, lo cual aprovecharon los niños para jugar.

Algunos cambios

Durante el desarrollo del simulacro hubo algunos cambios que no tuvieron mayor trascendencia.

En esta ocasión, a caballo pasó Claudio Alcocer sin saludar a Luis Felipe de Regil, cuando antes lo hacía corriendo. El rezo del novenario y el vals de las mujeres y los hombres de la época tardó un poco más de lo normal.

Habitualmente el evento duraba una hora, en esta ocasión la duración fue de una hora con 45 minutos.

Luego del evento, el gobernador Rolando Zapata Bello bajó del balcón principal y se dirigió al parque principal, acompañado de funcionarios estatales, el alcalde Roger Alcocer García y regidores.

El gobernador se encargó de inaugurar la iluminación del parque principal.

Se informó que en la iluminación se invirtieron $1.466,450 de recursos propios de la Comuna.

Se instalaron 52 postes, igual número de luminarias de 35 watts y otras 55 lámparas de 14 watts para iluminar las copas de los árboles, entre otras cosas.- Juan Antonio Osorio Osorno

De un vistazo

Representación

Como cada año, en el simulacro de la Primera Chispa de Revolución Social Mexicana ocurrieron varios momentos curiosos con los actores.

Enciende luminarias

Luego de la representación, que tardó una hora con 45 minutos, el gobernador Rolando Zapata Bello inauguró las luminarias del parque principal.




Volver arriba