Tarjetas de beneficio restringido

Los descuentos, en Valladolid, ya no quieren aplicarlos

Cuando se creó la tarjeta las tiendas colocaron carteles afuera
1 / 7


Cuando se creó la tarjeta las tiendas colocaron carteles afuera


VALLADOLID.- El año pasado, la Asociación de Estudiantes del Sureste (AES), encabezada por Jorge Martín Mendoza, desarrolló un proyecto para ofrecer tarjetas de descuento a estudiantes de la región, pero al día de hoy las tarjetas no ofrecen los beneficios que se prometieron.

Según informaron en la presentación de la tarjeta, en enero de 2013, con este proyecto se buscaba apoyar a los alumnos universitarios que estudian en esta ciudad, a través de descuentos en productos y servicios.

De igual manera se buscaba la reactivación económica de los empresarios locales, al fomentar el consumo en los negocios.

Era respaldado

Cuando el proyecto fue aceptado y respaldado por empresarios locales, quienes aceptaron realizar descuentos en sus establecimientos, y autoridades, la propaganda en la ciudad fue abundante, por lo cual resulta extraño que al entrevistar ahora a alumnos universitarios aseguren que no funcionan.

Muchos jóvenes dijeron no conocer las tarjetas, mientras que otros dijeron que en muchos lugares ya no hacen validos los descuentos.

Algunos afirmaron que al ingresar a la página de internet que se les dio para tramitar la tarjeta, no recibieron respuesta.

Benjamín Pérez Pacheco, estudiante universitario, dijo: “Es un proyecto bueno, que ayuda a uno como estudiante, pero carece de seguimiento. Además no en todos los lugares que aparecen en la guía de comercios afiliados, aceptan la tarjeta”.

-Tal vez hace falta que actualicen la lista y pongan las tiendas o comercios que realmente den los descuentos -dijo.-Víctor Novelo Loría

De un vistazo

A más de un año que surgió la tarjeta AES, ya no la aceptan algunos comercios.

w La tarjeta

Con la tarjeta de AES se ofrecían numerosos descuentos para estudiantes que cursaban la universidad en la ciudad, locales y foráneos.

wYa no aplican

Los estudiantes mencionan que en algunos comercios ya no se aplican los descuentos.

Ronda de opiniones

| ¿Para ti qué son las tarjetas AES? ¿La has utilizado?

Alexis Chac Pech-

Estudiante

Las tarjetas AES son una ayuda para estudiantes de bajos recursos. Yo tengo mi tarjeta y la he utilizado como en tres ocasiones. En el restaurante Tropical dan el 10% de descuento. Y antes igual en la taquería el “Paisa”, pero desde hace algún tiempo ya no aceptan las tarjetas.

Erica Mis Góngora

Estudiante

Para mí son unas tarjetas beneficiosas pero no siempre las respetan. Me ha tocado ocasiones en las que veo el letrero en la tienda y les pregunto por el descuento, pero recibo de respuesta que ya no las aceptan. Entre los comercios que me la aceptan está la Zapatería Vivas.

César Cruz Bernardo

Estudiante

Para mí las tarjetas AES son e ayuda y sí sirven, o al menos las veces que las he utilizado sí me las han aceptado. Solamente la utilizo para ir al cine Universal y me hacen un pequeño descuento. Y pues tal vez no sea muy grande el porcentaje, pero al menos te ahorras un poquito.

Yazury Kuyoc Castillo

Estudiante

Para mí eran de mucha utilidad, pero hace unos meses se han puesto muy pesados en los negocios y ya no quieren aceptar las tarjetas. La verdad yo la utilizaba en varios restaurantes, en tiendas y papelerías. Ahora por más que les digas te dicen que ya no aplican los descuentos.

Ivonne Cauich Cruz-

Estudiante

Antes yo la utilizaba y me ponía a pensar que me hacían mucho descuento, pero la verdad no. En muchas ocasiones sólo son unos cuantos pesos y además se siente feo cuando en una tienda con el letrero preguntas por el descuento de la tarjeta y te responden que no lo dan.

Rudy González Canul

Estudiante

Pues para mí sí nos echan un poco la mano. Yo solamente la utilizo para ir a lugares donde venden comida y me hacen el descuento. Antes iba a las carnitas del “Paisa”, pero ya no la aceptan. También iba a “El Chavo del Hocho” , pero tampoco la aceptan. Es una lástima porque estaban padres.




Volver arriba