Sueña con darles algo mejor

No podrá pasar el día con sus hijos por ir a trabajar

7_090514p6gasphoto01

VALLADOLID.- Olga Noemí Tziu Cupul, madre soltera y un ejemplo de tenacidad, se esfuerza por ser mejor cada día en su trabajo para sacar adelante a sus hijos.

Darles estudios, mejores condiciones de vida y tener una casa propia son los sueños de esta mamá.

Olga Tziu vive en el predio marcado con el número 151, de la calle 39 entre 18 y 20 en la colonia Militar, con sus tres hijos: Joanna y Esteban Mendoza Tziu, de 4 y 7 años, y Cristel Ávila Tziu, de 14.

Su jornada diaria se inicia a las 6 de la mañana, cuando se levanta, arregla y se pone el uniforme. Se organiza para llevar a sus hijos a la escuela y luego se dirige al trabajo. Es despachadora y limpia parabrisas en una gasolinera a la salida de la ciudad.

“Me levanto temprano para organizarme con mis hijos; sin embargo, cuando no me alcanza el tiempo, no los llevo a la escuela. A veces mi mamá me apoya o la mayor de mis hijas se hace cargo de sus hermanos y de la casa mientras regreso de mi trabajo”, comenta.

La mujer trabaja ocho horas diarias, en tres turnos. Cuando trabaja por las tardes le alcanza tiempo para estar con sus hijos y cocinar, pero cuando le toca de mañana o de noche tiene que dejar dinero o improvisa la comida cuando regresa a casa.

“Me siento a gusto en mi trabajo, es honesto y aunque antes era un trabajo para hombres también las mujeres podemos desempeñarlo; como madre soltera tengo que trabajar para sacar adelante a mis hijos; antes era voceadora pero no ganaba mucho; soy modista, pero eso no deja ganancias, pues en las reparaciones ganas poco más de 10 pesos”, dice.

Olga Tziu cuenta que por las necesidades en su familia tuvo que buscar un trabajo fijo. Ella quiere y conserva su trabajo pues está consciente de lo difícil que es encontrar un buen empleo. Lo que más le gusta de su trabajo son las propinas, con ellas se ayuda económicamente aparte de su sueldo base.

“Amo mi trabajo porque tengo trato directo con el cliente, a veces dejan propinas por el trato amable y la cortesía, a la mayoría les gusta que los trates bien”.

La joven madre sueña con tener una casa propia, darle una mejor calidad de vida a sus hijos y festejar con ellos el Día de las Madres, pero no podrá hacerlo este año porque tiene que cumplir con su trabajo.

“Algunos de los clientes que me conocen me felicitan por mi trabajo, pues gracias a la equidad de género las mujeres también tenemos más oportunidades dentro del campo laboral”, señala.- Pablo Chacón Yupit

Etiquetas: