“Soy policía para servir”

Agente municipal de Valladolid pide más oportunidades

7_08032014p1poliMphoto01

VALLADOLID.- “Nunca soñé con ser policía; el destino y mis acciones me dieron la oportunidad de servir”, expresa Virginia Cen Medina.

-Servir a los ciudadanos no es una labor fácil pero la entrega y la dedicación me hacen mejorar -dice.

Con una sonrisa accede a ser entrevistada después de de terminar su trabajo de dirigir el tráfico de 7 de la mañana, donde su presencia infunde confianza.

A lo lejos se ve una pequeña que llega tarde de la escuela; Virginia Cen interrumpe la entrevista para detener el tráfico; la niña le sonríe y ella le devuelve la sonrisa.

Con nueve años de experiencia, Virginia Cen, la mujer policía, dice que ahora la mujer tiene mayores oportunidades laborales.

-Antes, no podíamos trabajar en cualquier cosa, nos entregaban trabajos fáciles, como si no pudiéramos hacer algo más, pero hoy hemos ganado más territorio y todavía nos falta mucho.

Virginia Cen se levanta a las 5 de la mañana para llegar al pase de lista poco antes de las 6; después se prepara para ir frente al Colegio Hispano Mexicano, porque ahora le toca trabajar ahí.

A las 6:45 se congestiona la calle 42 entre 37 y 39; el claxon de los automóviles empieza a sonar, los conductores parecen tener prisa. La entrevistada dirige el tráfico; no se pone nerviosa y les sonríe a las mamás que dejan a sus hijos en la escuela.

-Me llevo con las mamás y también con los alumnos, siempre les brindamos seguridad y confianza para que los papás puedan irse a trabajar tranquilos sabiendo que dejarán en buenas manos a sus pequeños.

Comenta la anécdota más interesante de su carrera al atrapar a un personaje importante. Empieza diciendo: “Nunca pensé que fuera familiar de un.”, se detiene y mejor dice: “Cambiemos de pregunta”, y se ríe.

El entrevistador insiste, pero ella no continúa, sabe que habla con un reportero.

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer; Virginia Cen lo sabe y quiere que los derechos de las mujeres se sigan respetando, que les den mayores oportunidades y les brinden la confianza para realizar labores que los varones hacen.

-Las mamás tenemos mucha fuerza, arreglamos la casa, preparamos comida para la familia y además trabajamos -comenta.

Dos hijas

Es madre de dos hijas, Ángela de Jesús y Yesenia Guadalupe Cen Cen, de 14 y 11 años, respectivamente.

En cuanto a las mujeres que son golpeadas y les faltan al respeto, dice: “No se deben dejar. Tenemos leyes que nos protegen, debemos denunciar a las personas que golpean y no dejar las cosas como están”.-ARNOLD JOHNATAN GARCÍA MARTÍNEZ




Volver arriba