Seduma aún no informa

Planta de asfalto en Valladolid, "a toda capacidad"

Camionetas del Ayuntamiento de Valladolid cargan asfalto en la empresa Emulsiones y Polímeros, el viernes. Los vecinos del rumbo  padecen diversos síntomas de contaminación

VALLADOLID.- Hasta ahora nadie le hace caso a las familias afectadas por la planta de chapopote que funciona frente a la Universidad Modelo, en la nueva avenida del Ejército.

La familia Fernández Mendoza, una de las pocas que se atreve a denunciar el daño que se ocasiona al ambiente y a los vecinos del rumbo, no quita el dedo del renglón.

Como hemos publicado, expertos y activistas advierten sobre la contaminación que produce la fábrica de asfalto propiedad de Luis Daniel Moreno Martínez.

Carlos Fernández Mendoza, uno de los principales afectados junto con su familia, manifestó que el jueves, un poco antes del mediodía, las máquinas procesadoras de asfalto trabajaron a toda su capacidad.

Según indicó, el secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del gobierno del Estado, Eduardo Batllori Sanpedro, se comprometió a darles una respuesta en de diciembre sobre un presunto estudio de contaminación que se haría a la empresa.

-Sin embargo, esos resultados nunca se dieron a conocer; hay indicios de que la misma empresa pagó el estudio para que los resultados le fueran favorables al empresario -dijo.

-Sólo de esa manera se explica por qué la Seduma no responde a los vecinos.

Carlos Fernández comentó que desde hace varios días que se comunica a las oficinas de Seduma. Una secretaria de nombre Josefa Vergara le responde y siempre le dice que el titular de le dependencia está en una reunión y “en cuanto termine nosotros le llamamos”.

-Pasa el día y nunca hablan, lo que significa que el secretario de la Seduma no quiere dar la cara.

-Es lamentable que un funcionario de ese nivel no haga caso a las demandas de la sociedad y por el contrario trate de ignorar un problema que sería de gravedad si no se pone un freno -advirtió.

-En cuanto a las autoridades locales, es obvio que no quieren hacer nada, pues la misma empresa les vende chapopote para la reparación de calles, como se vio el viernes cuando camiones estaban cargando el material -añadió.- Juan A. Osorio




Volver arriba