Se unen por corazón en movimiento

Desayuno altruista en Valladolid por los discapacitados

Directiva de Corazones en Movimiento de Valladolid por los Discapacitados, de izquierda a derecha: María Anselma Uicab Vivas, Concepción Alonso Aké, Maité Hernández Centeno, Diana Denis Ruiz, Patricia Trejo Aguilar, Margely Ayala Rosado, María Herrera Rivera, Maribelly Brito Garma, Sandy Castillo Parra, Patricia Alcocer García y Gabriela Vega Ayala

VALLADOLID.- Unas 120 mujeres participaron en el Desayuno del Sombrero, organizado por la Asociación de Corazones en Movimiento por los Discapacitados.

El objetivo fue tener una convivencia entre amigas y el mismo tiempo apoyar una causa noble, según explicó la presidenta del grupo, Patricia Alcocer García.

El evento se realizó el sábado 12 en la Casa de los Venados. Al principio, las mujeres se tomaron la fotografía del recuerdo y pasaron al coctel de bienvenida.

Patricia Alcocer manifestó que, en coordinación con universitarios, se realizará un censo para tener una idea más precisa sobre el número de discapacitados en el municipio y ver en qué se les puede ayudar.

Sin distinciones

Según indicó, hace poco tiempo apoyaron a un menor discapacitado de Chichimilá, lo cual demuestra que la labor que realizan no tiene fronteras ni hace distinciones por cuestiones de partidos políticos o creencia religiosa.

Del mismo modo apoyan a una niña, a quien se le dota leche especial, pues se detectó que su peso no está de acuerdo con su edad.

-Se le ayudan a salir adelante con un poco de ayuda y mucho amor -dijo.

En cuanto a los discapacitados, subrayó que no se debe guardar, sino que se les debe integrar de manera constructiva a la sociedad.

-De los padres de familia depende aceptar a los hijos como son y sacarlos a la luz, pues no tiene nada de malo que la gente conozca su limitación -explicó.

La presidenta Patricia Alcocer exhortó a los padres de familia a no guardar a sus hijos, a integrarlos a la sociedad y a quitarse el miedo al rechazo.- Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba