Se quejan del Agua Potable

VALLADOLID.- Ramona Caballero González expuso una queja contra un empleado del Servicio de Agua Potable de Valladolid (Sapmv).

En vez de reconectarle el servicio que pagó, un empleado le quitó el medidor de su toma, se lo llevó y por eso se quedó sin el líquido por varios días.

Según Ramona Caballero, el pasado 31 de diciembre, una de sus hijas se percató que el agua no subía al tinaco y descubrió que le cortaron el servicio. Cree que días atrás le cortaron el servicio por un adeudo, mismo que pagó ese día, de $1,000, más $250 por la reconexión.

La quejosa expone que los empleados de esa dependencia municipal no acudieron a reconectarle el servicio. Tuvo agua de manera provisional, porque un pariente le conectó la toma.

Cuenta que el pasado viernes, uno de los empleados de la dependencia llegó a su domicilio, pero en vez de reconectarle la toma, éste le dijo a la hija de Ramona Caballero que estaba prohibido que el usuario conecte la toma. En represalia, el funcionario quitó el medidor, bajo la advertencia de que no lo devolverá hasta que se pague una multa de $1,200.

La mujer acudió a las oficinas del Sapmv y allí le dijeron que al pagar la cantidad le conectarían -Me parece injusto que quieran cobrar otra cantidad para que me conecten el servicio después de cubrir el adeudo y de pagar la reconexión. Es de primera necesidad el agua, no la deben de suspender -subraya.Por su parte, Aarón Caballero Arzápalo, sobrino de la afectada, expuso que su tía es viuda y vive de sus ventas en el mercado. También señaló como injusta e inhumana la actitud del empleado, y consideró que las autoridades deberían de investigar la situación económica de los usuarios para condonarles el adeudo, ya que se trata de uno de los servicio más indispensables, más que la energía eléctrica.Además sugirió que se investigue si el empleado del agua potable actuó por cuenta propia o recibió órdenes de sus superiores.- PABLO CHACÓN YUPIT




Volver arriba