Se le cumple un sueño

En Valladolid, a clases el niño con huesos de cristal

1 / 2


Russell Alexis Chan, durante el desayuno. A la izquierda, con Ana Margarita Aguilar Osorio, maestra de su grupo en el kínder Pablo Neruda, en Valladolid


VALLADOLID.- El niño Russell Alexis Chan Osorio, de 4 años, quien nació con osteogénesis imperfecta (enfermedad conocida como “huesos de cristal”), cumplió uno de sus sueños -el lunes 25- al iniciar el curso escolar en el jardín de niños Pablo Neruda.

Como publicamos en abril de este año, el menor no puede llevar una vida igual a la de otros niños de su edad, requiere atención y cuidados especiales porque sus huesos pueden fracturarse o romperse fácilmente.

Su abuela Carmen Osorio Vidal, pese a estar enferma y correr el riesgo de quedar totalmente ciega, vende comida afuera de una universidad para apoyar con los gastos de la familia.

Ella estaba preocupada antes por los riesgos que podía correr su nieto al ir a clases, pero ahora dice que está contenta por el menor.

-Estamos muy contentos y orgullosos de que Russell ya haya entrado a la escuela. Él siempre repite que no lo puede creer porque desde hace mucho quería entrar y empezar sus clases.

-Me da mucho gusto ver a mi nieto tan emocionado, pero también me preocupo.

-Ya nos dieron la lista de útiles que necesita, pero aún no hemos podido juntar para comprarlos.

Sobre sus primeros días en la escuela, el menor no deja de repetir lo contento que está. “Voy aprender mucho”, expresa el niño.

El menor estudia en el kínder Pablo Neruda, en la colonia San Francisco, aunque las instalaciones no son adecuadas para niños con capacidades diferentes.

Ana Margarita Aguilar Osorio es la maestra a cargo del grupo y sobre la condición del niño mencionó:

-Es la primera vez que trabajo con un niño como él y me siento con una gran responsabilidad, para que se pueda integrar y avanzar junto con sus amiguitos.

Las necesidades

La directora, Mary Genny Álvarez Pérez, explicó que la falta de rampas es un peligro para el menor, quien acude a la escuela en una silla de ruedas.

Sobre la posibilidad de que la madre del menor permanezca con él durante sus clases, la directora también informó que ya se gestionó el permiso a la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey).

Señaló que sería mejor que hubiera alguien capacitado para cuidarlo por su condición, pero en el plantel no hay ese personal.- VÍCTOR JESÚS NOVELO LORÍA




Volver arriba