“Reparaciones infladas”

El PAN denuncia en Valladolid un presunto desvío

Repavimentación en una calle de Valladolid, trabajo que requirió antes el cambio de tuberías de agua

VALLADOLID.- El alcalde Roger, Alcocer García, habría incurrido en desvío de recursos en la instalación de tomas de agua potable en las calles que se repavimentaron, según afirman los regidores Francisco Vivas Fernández y Alberto Pool Poot.

Los panistas recordaron que el año pasado, en sesión de Cabildo, aprobaron la repavimentación de las calles 34 entre 41 y 49, la 32 entre 41 y 47, la 37 entre 30 y 34, y la 39 entre 30 y 34.

En dichas arterias se tenía que cambiar las tomas de agua potable de las viviendas que se ubican ahí.

-Se autorizó que cada cambio de toma de agua, que implicaba cambiar las tuberías, tendría un costo de $400 cada uno -explica Vivas Fernández con documento en mano de la sesión.

Los ediles de oposición dicen que se sorprendieron luego por “los precios disparados” en los contratos que la Comuna hizo con dos constructoras de Humberto Centeno Machaín.

-En el primer contrato de la calle 32, de la 41 a la 47, se cambiaron 40 tomas de agua con un presupuesto de $71,931, lo que quiere decir que cada uno tuvo un costo de $1,798. El contrato se le otorgó a la constructora de María Concepción Méndez Díaz, nuera del ex alcalde priista Centeno -señala.

-Según el segundo contrato, en la calle 34, de la 41 a la 49, se cambiaron 64 tomas de agua a un precio de $115,308, es decir cada uno salió a $1,801. Este contrato se le otorgó a la constructora de Nelly Dinora Osorio, pareja sentimental de Centeno Machaín -señala el edil.

-El tercer contrato fue por 28 tomas de agua en la calle 37, desde la 30 a la 34, con presupuesto de $52,918, a razón de $1,889 cada una. Este contrato se le otorgó del mismo modo a Nelly Osorio.

-El cuarto contrato fue por el cambio de 52 tomas de agua, en la calle 39, de la 30 a la 34, y en la calle 30 entre 37 y 39, con un presupuesto oficial de $94,264.

-Las empresas “Nelly Dinora Osorio” y “María Concepción Méndez Díaz” son razones sociales, pero es una sola constructora, propiedad de Centeno Machaín.

Los panistas aseguran que el día de la aprobación de la obra, se acordó que personal del Sistema de Agua Potable se encargaría de los trabajos para reducir costos, incluso ellos mismos observaron que la gente del organismo realizaba el trabajo.

-Con estos datos, es evidente que hay una grave irregularidad. ¿A quién se le quedó parte de ese dinero, se le quedó al alcalde? La cifra global es $334,421. ¿O sólo se le pagó el IVA a la constructora para que le facturen esas obras? -cuestiona.

Vivas Fernández dice que la semana pasada, en sesión de Cabildo, exigió una explicación. Alcocer García dijo en un primer momento que empleados del Agua Potable hicieron el trabajo.

-Cuando Vivas Fernández les mostró los contratos, todos los regidores se quedaron sin habla, nadie podía responder -dice Pool Poot.

-El alcalde se levantó e hizo una llamada al director de Obras Públicas, Miguel Rodríguez Rivero. “Entonces, ¿sí lo hizo la constructora? Ah bueno, es que no estaba seguro”, dijo en el aparato Alcocer García -relata.

-”Que sí, efectivamente lo hizo la constructora y eso fue lo que se pagó”, dijo el alcalde luego de colgar, pero su nerviosismo era evidente -dice el regidor panista.

-Es evidente que hay un desvío de recursos que solapan los regidores del PRI, sobre todo el síndico Narces Mendoza Ambrís, a quien seguramente le está tocando su parte para que no diga nada – afirma el edil Vivas Fernández.- JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO




Volver arriba