Planean un bloqueo total

Continúa protesta de transportistas en Ebtún, Valladolid
VALLADOLID.— La protesta de propietarios y conductores de camiones de volteo en la subestación de la CFE, en Ebtún, continuó ayer. Los trabajadores esperan respuesta de los responsables de la construcción.
El pasado miércoles, unas 15 personas, entre propietarios de volquetes y conductores, cerraron el acceso a la obra donde se construye la subestación.
Los inconformes se sienten molestos porque la empresa “Aldesen” les adeuda $1.8 millones por su trabajo en la construcción.
La deuda se acumuló porque no reciben pagos desde hace más de dos meses.
Hace dos meses, unos 40 trabajadores se manifestaron y retuvieron al responsable de la empresa que los contrató, le decomisaron su camioneta y se lo llevaron a la comisaría de Dzitnup.
Los trabajadores lo liberaron, pero hasta que les pagó el sueldo entregaron el vehículo que retenían.
Ahora pasa lo mismo con otros trabajadores que están en el interior de la obra. Algunas semanas les pagan, pero no lo hacen completo, les adeudan días. Por necesidad no han tomado ninguna medida drástica.
Sin embargo, los dueños de los volquetes que llevan material blanco todos los días a la plataforma se enojaron por la falta de pago y decidieron cerrar parcialmente el acceso a la obra.
Solo entran los trabajadores que están en los procesos de nivelación, pero ningún camión con material ingresa al lugar, esto como medida para evitar que la empresa contrate a otras personas con volquetes.
Lo que los inconformes quieren es que les paguen por su trabajo, pues ya no tienen dinero para hacer su labor. Los camiones consumen combustible y aceite, y a los choferes se les tienen que pagar sus sueldos.
Rito Romero Santos, secretario general de sindicato de Transportistas y Constructores “Florencio May Noh”, comentó que ayer había concertado una cita con los encargados de la obra.
Como hasta las 4:30 de la tarde no había logrado nada, decidió que continuaría el bloqueo de la entrada.
También declaró que consideran la posibilidad de cerrar totalmente el acceso, si no se llega a ningún acuerdo, o si los responsables, que en este caso es la arquitecta Ana Isabel Cruz, no paga.— Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba