Permanecen en su lugar

No obstante, no se cumple el objetivo de las autoridades

Los pasillos del lado oriente del mercado municipal  de Valladolid, de donde fueron desalojadas algunas vendedoras del centro de abasto

VALLADOLID.- A pesar de que las venteras de un pasillo del mercado habían amenazado con retornar a sus lugares, en el otro costado del centro de abasto, no lo hicieron debido a la presencia de elementos de la Policía Municipal en el lugar.

Anteayer las venteras que fueron desalojadas de un costado del mercado advirtieron que ayer viernes retornarían a esos lugares, pero finalmente desistieron.

Sin embargo, algunas de las inconformes continuaron manifestando su molestia debido a que donde las reubicaron pasa el drenaje de las agua negras y se sienten los malos olores.

Reubicadas

Desde hace varios años las venteras ocuparon los pasillos del lado sur del mercado, por donde pasa la calle 37 entre 32 y 32-A, pero al terminar los trabajos de reconstrucción de la vía fueron desalojadas y reubicadas a la vuelta del mismo edificio, es decir por donde pasa la calle 32-A entre 35 y 37.

No obstante, otros locatarios que tienen sus puestos por donde las desalojaron, comenzaron a sacar sus productos a las puertas, ocupando así una parte de los pasillos, sin que hasta ayer ninguna autoridad les haya dicho algo.

El objetivo de las autoridades es dejar los pasillos libres para que los clientes caminen tranquilos sin tropezar con cajas de las venteras, pero ahora tropiezan con cajas de zapatos y de otros productos que los mismos locatarios sacaron a las puertas de sus locales comerciales.

Con cierto temor para no meterse más en problemas, las venteras con dificultad dejaban que se les tomen fotos, “pues luego las autoridades municipales nos señalan como revoltosas”.

Aun persiste la inconformidad de las venteras, pero ninguna ha dado el primer paso para regresar a sus espacios anteriores, es decir, entre arco y arco, de modo que hasta el momento permanecen en el sitio que les fueron asignados.

Ahora, desde muy temprano, las venteras tienen que soportar el sol que les llega de frente, además del olor del drenaje de aguas negras que se impregna en los diversos productos que venden, principalmente frutas y verduras.- Juan Antonio Osorio




Volver arriba