Periférico Sur avanza a buen ritmo

Un 65 por ciento de avance en una obra en Valladolid

1 / 2


Un kilómetro del Periférico Sur de Valladolid ya tiene carpeta asfáltica y en el resto se trabaja en la conformación de la estructura, terracerías, sub-base y base. A la izquierda, Javier Renán Osante Solís, director del Incay; el alcalde Roger Alcocer García y otros funcionarios, en el recorrido de verificación, ayer


La construcción del Periférico Sur de Valladolid, en el que se invierten alrededor de 122 millones de pesos en dos etapas, va a buen ritmo cumpliendo las normas establecidas en el proyecto, priorizándose la calidad, declaró Javier Renán Osante Solís, director del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay).

Durante un recorrido por esta obra, acompañado de Roger Alcocer García, presidente municipal, el funcionario informó que la primera etapa de seis kilómetros -que se inició en el tramo Valladolid-Mérida y llega a la carretera Valladolid-Chichimilá- está casi lista, pues falta solamente un kilómetro de carpeta asfáltica y la pintura de señalización.

La segunda etapa -de la carretera Valladolid-Chichimilá al tramo Valladolid-Chemax- tiene un 65 por ciento de avance a lo largo de sus 6.245 kilómetros de longitud. Un kilómetro ya tiene carpeta asfáltica y en el resto se trabaja en la conformación de la estructura, terracerías, sub-base y base.

El funcionario estatal y el alcalde de Valladolid recorrieron todo el trazo, desde la parte Poniente hasta la Oriente. Supervisaron el banco de material que se encuentra en terrenos del basurero municipal. Luego hicieron un alto en el entronque a Chichimilá para observar el trabajo que se realiza en las zonas de salida o incorporación al periférico.

A lo largo del camino, observaron los pasos de fauna, nueve en total, que se construyen para permitir el paso del ganado u otro tipo de animales que tengan productores de los ranchos cercanos a esta carretera.

Asimismo, constataron las labores de pavimentación.

En la primera etapa se invierten alrededor de 55 millones de pesos y en la segunda 67 millones.

Control adecuado

El director del Incay aseguró que en esta obra “vamos bien, en tiempo y forma” con el control de calidad adecuado.

Para la construcción el Instituto utilizó personal de la dependencia, generando alrededor de 200 empleos, entre topógrafos, operadores, camineros, etc., con importante derrama económica e impacto favorable en el municipio.

Osante Solís indicó que si bien ésta es una obra comprometida por el gobernador Rolando Zapata, que está en el Plan Estatal de Desarrollo, se trabaja de forma coordinada con el Ayuntamiento de Valladolid.

-Hay que reconocer el trabajo de las autoridades municipales. Antes de iniciar los trabajos se requiere la liberación del derecho de vía. Muchas veces se puede gestionar el dinero, pero sin la gestión y el derecho de vía, la autorización del INAH y el estudio de Impacto Ambiental, no se puede hacer nada. Hemos tenido una gran labor en equipo a la hora de hacer las liberaciones -afirmó.

Por otra parte, destacó que el Periférico Sur de Valladolid tendrá un impacto y un beneficio importante para la gente de la región.

-No solo a Valladolid, que es una zona que está en pleno crecimiento, sino que se suma a otros proyectos como el del tren transpeninsular. Será un detonante para toda la región Oriente del Estado -enfatizó el funcionario.

Mantenimiento

El director del Incay informó que se consiguió un recurso de casi siete millones de pesos para darle conservación mayor al periférico Norte.

-Con esto, ya al finalizar el Periférico Sur, todo el circuito periférico estará al cien por ciento -señaló.



Volver arriba