Les deben $1.8 millones

Bloquean el acceso a una subestación en Valladolid

1 / 2


Francisco Osorio Fernández, propietario de un carrotanque, afectado porque no le pagan sus servicios. A la izquierda, el plantón en el terreno donde se construye una subestación de la CFE en Valladolid


VALLADOLID.- Conductores y propietarios de camiones de volteo bloquearon el acceso a la construcción de la subestación de la CFE en la comisaría de Ebtún, debido a que la empresa que los contrató no les paga desde hace dos meses y el adedudo asciende a $1.8 millones.

Rito Romero Santos, secretario general del Sindicato de Constructores y Servicios y Obras “Florencio May Noh”, manifestó que son alrededor de 20 los camiones de volteo que prestan sus servicios para esta obra.

Su trabajo consiste en transportar material blanco desde un banco hasta la obra, con lo que se hace la base donde se supone que se construirán las torres de lo que será la subestación.

Los volquetes tienen diferentes dueños y éstos contratan a sus conductores, de modo que, en total, son 40 los afectados.

Además cuentan con otros volquetes en el interior de la obra, que van llevando material de un lugar a otro dentro de la misma.

Los quejosos dicen que desde hace dos meses no les pagan. Les dijeron que la factura expedida tenía ciertos errores, pero les informaron de la situación hasta que ya habían pasado algunos días.

Sin embargo, se reparó el error y la arquitecta Ana Isabel Cruz, responsable de la empresa “Aldesen”, les dijo que les pagarían el 30 de mayo, lo cual no ocurrió.

Las veces que han llamado a la arquitecta, ni siquiera les contesta el teléfono.

Francisco Osorio Fernández, dueño del carrotanque que lleva agua a la obra, dice que le preguntó: “¿Cuándo nos vas a pagar?”, y ella dijo: “No sé, quién sabe”.

Ante tal situación, decidieron bloquear con sus camiones el acceso a la obra para evitar que otros transportistas lleguen y a ellos los hagan a un lado.

Al señalarles que los trabajos continuaban, los quejosos señalaron que se hace son con material entregado el lunes y martes, “pero llegará el momento en que se les acabará” y pedirán más material blanco y agua, lo cual no harán hasta que les paguen lo que les deben.

Osorio Fernández aseguró que ya se agotó su capital, pues con dinero propio ha pagado a su chofer y combustible, pero ya no puede resistir más la situación.

Ya no tiene dinero

En la misma situación está Manuel Sosa Sánchez, quien dijo tener tres volquetes trabajando en el lugar y ya no cuenta con dinero para pagarles a sus empleados.

Esperan que Alejandro Almaraz, dueño de la empresa de origen español, llegue a ver lo que están haciendo sus subalternos y les paguen.

Advirtieron que allí dormirán y harán las guardias correspondientes para evitar que los madruguen.

Los afectados señalan que el mismo problema tienen trabajadores que se dedican a otras actividades, de tal modo que llegará el momento que “explote la situación”.- JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO




Volver arriba