Frío y lluvia de carencias

Llegan al Informe en Valladolid con lista de peticiones

7_170114_p2felixphoto02

VALLADOLID.- Habitantes de comisarías y municipios vecinos acudieron a presenciar el Informe del gobernador Rolando Zapata Bello para solicitarle apoyos.

A pesar de las bajas temperaturas registradas, la noche del miércoles decenas de camiones trajeron a simpatizantes a la ciudad.

Mujeres de las comisarías de Xocén y Kanxoc se instalaron desde las 6 de la tarde en las primeras filas para saludar al gobernador y entregarle solicitudes de apoyo.

María Azcorra Arceo, de Xcán, fletó un taxi para llegar pues, según comentó, los camiones que mandó el gobierno se llenaron y ya no había cómo venir.

“Para la próxima que manden más de seis camiones, la gente quería venir. Yo traje una solicitud para trabajar pintura textil en mi pueblo”.

María Azcorra, quien después no tenía cómo irse, pues su taxi la dejó, se acercó a pedir ayuda al diputado fede- ral Wílliam Sosa Altamira.

Narciso Chi Ay, de Xocén, comenta que dejaron calles sin terminar en su localidad y espera que el gobernador los visite para ver si así se termina la obra.

“Empezaron a bachear las calles y no las terminaron, las dejaron a medias. Nos hace falta agua potable y corriente en varias casas, queremos ver cómo podemos pedirlo, es necesario para nosotros”.

Elda Nahuat Abán, de Xcán, comenta que vinieron para pedir al gobernador una ambulancia para su pueblo.

“Si alguien del pueblo se enferma, no hay cómo sacarlo, se tiene que fletar taxi y muchas familias no tienen el dinero para hacerlo. Nos falta un doctor que nos atienda las 24 horas y también nos faltan medicamentos”.

Pancartas y lonas con lemas como “Te apoyamos Rolando” se ondearon a la llegada de Zapata Bello.

Matilde Che May, de Dzitox, dice que les hacen falta baños en las casas. Hacen sus necesidades fisiológicas en el patio, en rústicos excusados.

Fidencio Uicab Yam, de 69 años, quería platicar con el gobernador para solicitarle ayuda por un problema.

“Desde hace dos años tengo a mi esposa enferma y he tenido que vender mis tres ganados para llevarla al doctor, ya no tengo ni dinero para trabajar la tierra; puedo sembrar maíz, pero no tengo para hacerlo”, dice.

Personal del gobierno del Estado tomó las solicitudes con la promesa de canalizarlas para que se atiendan.- FÉLIX CANUL NOVELO




Volver arriba