Esperaban a más gente

Evento dominical en el cenote Zací, con baja afluencia

Según algunos vendedores, fue escasa la afluencia de visitantes en la segunda edición de los Domingos Vallisoletanos en el cenote Zací, ayer

VALLADOLID.- En la segunda edición de “Domingos Vallisoletanos” que se realizó en las instalaciones del cenote Zací, no se logró contar con buena afluencia de gente como cuando se realizaba en el centro de la ciudad.

A pesar de las estrategias utilizadas para atraer a ciudadanos y visitantes, el haberlo trasladado al cenote parece que no fue buena decisión, según opinan vendedoras como Rachel Contreras Valdés y Rubí Loeza Uh.

En ediciones pasadas, a las 10 de la mañana el parque del centro ya se encontraba lleno de las familias que salen de la iglesia y cruzan por un helado o unas golosinas.

Las vendedoras lamentan lo que suceden. Algunas incluso piensan en dejar de vender. Cuando se trató de entrevistarlas sobre el tema comentaron que no tenían nada que responder, ya que “la realidad era evidente”.

Según dijeron, ayer domingo estuvo peor que la edición de la semana pasada.

De 10 a 1 de la tarde se encontró totalmente vacío el teatro al aire libre del cenote. Algunos vendedores aseguran que la poca gente que llegaba, al ver que no había nada de espectáculos, se retiraba enseguida.

Las payasitas “Sonrisita Star y Caramelito” se encontraban sentadas en las gradas esperando a la gente.

Israel Marfil, conductor oficial de los Domingos Vallisoletanos, comentó que se sentía como de vacaciones al estar tranquilo y relajado porque no había gente.-Me enfermé y estuve ausente por incapacidad y al regresar de nuevo al trabajo me siento como si estuviera de vacaciones porque no hay mucha actividad en este evento -dijo.

Se esperaba que en la tarde cuando bajara el sol, los vallisoletanos acudieran para pasar un rato agradable. Para los vendedores la única esperanza que era que la gente acudiera al baile nocturno, con “Los Tachos”.- DAVID EUFRACIO OSORIO MARFIL



Volver arriba