Escapa de una captora

Escapa de una captora

Una nonagenaria consigue volver a casa en Valladolid

7_270114portada3photo01

VALLADOLID.-María Chí, a sus 91 años de edad, dice que este año se siente feliz y liberada, porque ahora puede convivir con sus seis hijas, nietos y bisnietos.

Ahora que terminaron las fiestas de fin de año, dice que cerró una etapa triste de su vida, pues dejó de vivir con una pariente que tiene problemas con el alcohol y la maltrataba.

Ya más tranquila, María recuerda pasajes hermosos de su vida, como los años que compartió con su esposo, Bernabé Canche Ay, quien falleció hace algunos años. Él trabajaba en el Ayuntamiento como barrendero y al morir le dejó una pensión.

En enero de 2013, en el DIF Municipal, las hermanas Valeria, Lázara, Filiberta, César y Brenda acordaron cuidar cada mes cada una a su mamá, para atenderla bien.

En un descuido, María Chí fue llevada por una pariente, retenida en contra de su voluntad y agredida físicamente. La pariente le quitaba su pensión de $1,500.

Valeria Canché Chí explica que su mamá con llanto y desesperada volvió a su casa hace cinco días (en la calle 30 entre 21 y 23 de la colonia Fernando Novelo).

-Me asustó, pudo haberse caído porque no tiene fuerzas en los pies; se salvó de que algún vehículo la atropellara, pues también su vista ya no es la misma -dice.

María Chi cuenta que estuvo tres días sin comer y encerrada contra su voluntad. Esperó que la mujer que la retenía se fuera a trabajar y, como pudo, paso a paso, apoyándose de su bastón, escapó del domicilio, ubicado en la calle 28 de la misma colonia.- Nicolás Ku Dávila




Volver arriba