El amor la mantiene “de pie”

En Valladolid una vecina sueña con tener un expendio

Angelina Canché Pech recibió una prótesis de las autoridades

VALLADOLID.- Angelina Canché Pech perdió la pierna derecha a consecuencia de la diabetes, pero su gran corazón la mantiene “de pie”.

Hace dos años le amputaron la pierna, porque se confió y no acudió al doctor cuando pisó una astilla. La herida no cicatrizó.

Durante la semana sale a pedir limosna en el mercado Donato Bates, ya que necesita dinero para ayudarse en los gastos de la casa.

Su hija María Sandra, de 17 años de edad, es su fiel compañera, es quien la lleva en silla de rueda por las calles.

Sus nietos Uriel y Martha, de 4 y 6 años de edad son la razón por la que se esfuerza día con día. También anhela poner un puesto de comida para sentirse productiva.

“Me gustaría poner en mi casa un puesto de panuchos, salbutes, tamales, sopa fría y otros alimentos, eso evitaría que siga exponiéndome por las calles”, señala Angelina Canché Pech.

Tiene la esperanza de que alguna persona o agrupación de noble corazón le ayude a hacer realidad su sueño de poner el puesto.

Su esposo, de oficio albañil, apenas gana para llevar el sustento a sus otros dos hijos.- Nicolás Ku Dávila




Volver arriba