Deudas por invernaderos

Un afectado dice en Valladolid que fracasó un plan

Productor de Tizimín muestra chiles cultivados en  un invernadero

VALLADOLID. – Juan Bautista Hau Dzul, quien relató que el proyecto de un invernadero para la siembra de chile habanero fue un fracaso y le dejaron deudas a él y a sus socios, precisó que son siete los invernaderos que se crearon en la zona y están en las misma situación.

Ayer publicamos que Juan Bautista Hau, presidente de la unidad productiva “Plan de Ayala”, aseguró que fue un fraude la creación de un invernadero en su propiedad.

El crédito

Para poder construirlo, él y sus socios, incitados por un supuesto ingeniero de FIRA y un asesor, solicitaron un crédito de $1.7 millones, el cual les fue aprobado, pero la Caja Popular -por políticas propias- les descontó $170,000.

Los seis socios recibieron un cheque de $1.530,000 (no $837,000 como publicamos ayer), pero Roberto Estrella, el asesor, se los quitó.

Los invernaderos se concretaron en Uspibil, Temozón, Kaua, Chemax, Kuxeb, Calotmul y Yalcobá, cada uno con un grupo de seis productores.

Manifestó que en febrero pasado, antes de ser abandonados por el asesor Roberto Estrella y el ingeniero, al que conocían como Jhonatan, les propusieron crear otros grupos y solicitar un nuevo crédito. El grupo de Juan Bautista Hau se negó y el de Calotmul también.

Los otros cinco grupos sí solicitaron nuevo crédito, pero se ignora el monto y para qué les sirve, dijo el quejoso.

Recordó que en uno de sus informes, el alcalde Roger Alcocer García se adjudicó el proyecto del invernadero y lo puso como ejemplo de que sí se pueden hacer las cosas. Ahora que sabe del fracaso y del fraude ni siquiera lo recibe en el Palacio Municipal, pero insistirá para reunirse con él y solicitarle apoyo.

En cuanto a la infraestructura del invernadero, dijo que se quedó en su propiedad y lo está aprovechando para continuar produciendo chile, pero de manera particular. Sus socios se fueron en busca de empleos a Cancún y la Riviera Maya.

Ayer Hau Dzul llegó a Valladolid a vender 100 kilogramos del picante. Durante la semana vendería unos 500 kilos, a $15; con el dinero de la venta vivirá y dará mantenimiento al invernadero.

En la Caja Popular le sugirieron vender el invernadero y abonar a su deuda, o en su defecto que lo rente.

Ahora, Hau Dzul trata de vender terrenos aledaños al proyecto para salir de sus problemas con la Caja Popular. Hasta ahora no logra hacer el negocio.-JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO




Volver arriba