Con las zanjas pero sin agua

Obra anunciada en Valladolid en una gira oficial

7_180414_p31zanjasphoto02

VALLADOLID.- A casi un año del banderazo para la introducción del agua potable a lo que sería el fraccionamiento Santa Bárbara, hasta ahora sólo están abiertas las zanjas.

En julio del año pasado, durante una gira que realizó el gobernador, Rolando Zapata Bello, con bombo y platillo se anunció el inicio de la ampliación de 713 metros lineales de la red de agua potable, en donde se construiría posteriormente el fraccionamiento Santa Bárbara.

La obra, según el cartel instalado en el lugar, se le adjudicó a la empresa Maquinaria y Equipo Zací, S.A de C.V. El presupuesto registrado es de $601,697.19.

La obra, se indica, se comenzó el 18 de julio y se terminaría el 15 de septiembre de 2013, “para beneficiar” a 240 personas que vivirían en las 66 casas del fraccionamiento Santa Bárbara.

En administraciones municipales pasadas se donaron cuatro predios, en tres de los cuales viven familias.

María Teresa Dzul Canché, una de las que viven en el lugar, menciona que no cuenta con agua potable ni energía eléctrica, de modo que pasan serias necesidades.

La vecina dice que este mes de julio se cumple un año que se dio el banderazo y hasta ahora no se termina nada.

En la gira mencionada, se acercó a pedirle apoyo al gobernador, Rolando Zapata Bello, pero hasta hoy aún no llega la respuesta prometida.

-El agua la tomamos con una vecinas -dice.

María Caamal Cemé, otra de las vecinas del lugar, indica que por las zanjas abiertas, su esposo, Martín Dzib May, se cayó una noche en una de ellas cuando llegaba a su casa a bordo de su bicicleta y resultó lesionado.

-Por ese incidente mi marido se quedó sin trabajo y ahora hace lo que puede con tal de llevar algo de comer a la casa -comenta.

Del mismo modo le preocupa que sus hijos salen jugar y corren el riesgo de caer en algunos de los huecos.

-Cuando llueve, se llenan las zanjas y se convierten en verdaderas trampas para cualquiera -advierte.

En marzo pasado acudió el alcalde Roger Alcocer García a recorrer el lugar y algunos vecinos se le acercaron para preguntarle cuándo se terminaría la obra.

El primer regidor les contestó que en unos 20 días ya tendrían agua; sin embargo, ese tiempo ya se venció y los vecinos siguen esperando.- Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba