Colonia necesitada

En Valladolid les prometen ayudar pero no cumplen

7_100314p2colphoto01

VALLADOLID.- Familias de la calle 37 entre 73 y 75 de la colonia Emiliano Zapata viven, prácticamente, dentro del monte, no cuentan con calle pavimentada ni alumbrado público.

La familia de Isidro Dzul Puc es la más afectada y sumida en la pobreza; su casa tiene el techo de guano y bajareque; en la parte posterior hay un tinglado, cuyo techo es una lona que no cubre todo y se filtra el agua.

Dzul Puc, vecino del lugar, manifestó que tiene más de 20 años viviendo en el mismo lugar y que han pasado varios alcaldes que se comprometen a pavimentar la calle y dotar a las familias de servicios, pero hasta ahora ninguno cumplió.

Recuerda que personal de la Comuna acude de forma esporádica a chapear y limpiar el lugar, pero luego se abandona, crece la hierba y el lugar queda lóbrego.

La brecha que lleva a su casa también conduce hasta la bodega de una empresa de lácteos. Se llega a la bodega por la carretera que conduce a Pixoy. Vallisoletanos tienen terrenos ahí pero no van a vivir en el lugar por la falta de servicios.

Peligro por animales

Las familias que viven en esa zona pasan apuros, ya que constantemente se observan animales rastreros. El pasado viernes, encontraron una boa de 1.5 metros, la atraparon y luego la dejaron libre en montes cercanos.

“La culebra no es venenosa, pero puede asustar a un niño; si está muy pequeño, puede hacerle daño”, dice Dzul Puc, de casi 50 años.

Relata que él no tiene trabajo sino que es obrero y casi todos los días sale en busca de empleo. Trabaja en lo que encuentra, puede ser de chapeo, limpieza de jardines o algún tipo de reparaciones en alguna casa, pero no obtiene buenos ingresos.

Él vive con su pareja que tiene tres hijos. Siempre busca la forma de sacarlos adelante lo mejor que puede.

Sin embargo, requiere de un empleo seguro, en donde le puedan pagar un sueldo que le alcance para que pueda salir adelante.

la gente que requiera algún trabajo, lo puede contactar en su casa, porque no tiene teléfono ni otro medio para que pueda ser localizado.- JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO




Volver arriba