Clausuran bar de “La Pocholona”

El lugar serviría como trampolín de la prostitución

Meseras del bar momentos después de que la Policía Municipal y personal del departamento de Espectáculos clausuraran el sitio

VALLADOLID.- Verónica Caro Sánchez, mejor conocida como “La Pocholona”, vuelve a dar de qué hablar, luego que agentes de la Policía Municipal y personal del departamento de Espectáculos clausuraron el bar “Coyote”, que administra.

“La Pocholona”, quien fue policía municipal durante algunos años, era vista de manera constante en los bares ingiriendo bebidas embriagantes.

Sin embargo, durante una operación en un predio donde se venden cervezas de manera clandestina, sobre la calle 45 con 28, se le encontró en el lugar y se le dio de baja en la corporación.

Posteriormente “La Pocholona” se hizo cargo del bar “Coyote”, que funciona dentro de una cuartería ubicada en la calle 12 entre 37 y 39 en la colonia Militar, donde, se presume, viven varias meseras.

Algunos vecinos sospechan que las meseras, luego de convencer a su cliente dentro del bar, lo llevan a un cuarto, de tal modo que el lugar funciona como trampolín para la prostitución.

Anteanoche la mesera Ana Kristel Castillo Córdoba acusó a los parroquianos José Arturo Pech Balam y José Bernardo Cano Canché de haberle robado dos teléfonos celulares, motivo por el cual se inició una riña.

Debido al escándalo llegó la Policía Municipal y personal del departamento de Espectáculos y clausuró el lugar.

De acuerdo con investigaciones realizadas posteriormente, “La Pocholona” llegó a la corporación policíaca y entró como si estuviera en su casa. Nadie le dijo nada.

En el interior de la corporación decía que pronto abriría de nuevo por su buena relación con el director de la comandancia, Carlos Marsh Ibarra.

Según agentes, no hicieron nada “por temor a un regaño del jefe”.- Juan A. Osorio



Volver arriba