Celebran con una misa al Divino Niño

Celebran con una misa al Divino Niño

Lo consideran un hacedor de milagros en Valladolid

7_010514p32misaphoto03
1 / 4


Niños van con gusto a la misa en el barrio de Sisal. Debajo, la imagen del Divino Niño en la casa de la familia Peraza Carrillo
La familia Peraza Carrillo prepara alimentos para los 400 asistentes que acuden a la novena. A la derecha, l párroco Rodrigo Santos Sánchez


VALLADOLID.- Ante cientos de padres de familia, niños y niñas el párroco Rodrigo Santos Sánchez ofreció la misa del último día de las novenas, del Divino Niño Jesús, en el exconvento San Bernardino de Siena, en el barrio de Sisal.

Durante la misa, el padre recordó cómo el Niño llegó al Estado. “La devoción al Divino Niño ha crecido, el más conocido en Yucatán era el Santo Niño de Atocha que está en Mérida en la colonia Cortés sarmiento”.

Señaló que actualmente se ve cuestionada la autoridad de los padres de familia por parte de los hijos.

Misión de los papás

Dijo que los padres no deben olvidar que tienen una misión como tal, el cuidar, proteger y guiarlos por el buen camino que cristo nos enseña en sus evangelios.

“Los hijos son más cuestionadores de la autoridad, hay más enfrentamientos del porque de las cosas o y porqué tienen que hacerlas”.

En la misa, los niños cantaron y bailaron canciones como la montaña se moverá, entre otras.

Rosalinda Nájera Estrella, madre de familia, dijo que esta misa es una gran oportunidad para convivir con la comunidad e incrementar la fe hacia el señor.

Dominga Dzul Chu, vecina de X-Corazón siempre le pide al niño que la proteja y la colme con sus bendiciones.

Los integrantes del coro que cantó en la misa fueron los representantes de todos los grupos de la parroquia.

El padre Rodrigo concluyo al decir que lo importante es darles a nuestros hijos tiempo, atención y cariño.

“Las novenas iniciaron porque le pedía que cuide a mi marido cuando viajaba en carretera, luego mi hijo se puso enfermo, estuvo a punto de morirse y le pedí al al Divino Niño Jesús que lo salvara.

Él cumplió con su promesa y hasta hoy aquí seguimos escuchando a la gente que le hace milagros”, dice María Fidelia Carrillo Vidal, mejor conocida como “Titi” .

En la calle 53 entre 48B y 50, del barrio de Sisal se encuentra la casa de la familia Peraza Carrillo donde cada año realizan las novenas al Divino Niño.

“Cuando empezamos las novenas, hace 15 años, venían 20 personas, ahora son 400 las que asisten el 30 de Abril”, señaló “Titi”.

Entre los vecinos cooperan para hacer las novenas, este año regalaron 10 pollos, un señor dona los helados que él mismo produce.

“Siempre le pido que aumente mi fe, que nos ayude en los malos momentos que a veces existen, le pido por la salud de mi esposo y de mi familia”, comentó.

Su esposo, Felix Peraza Carrillo, dijo que el Divino Niño hace milagros a los que lo tiene presente en su corazón.

El año pasado, durante la novena, se quemó la cablería de su casa, los asistentes se sorprendieron porque se apagaron las luces y sólo donde se encontraba el Divino Niño se quedaron encendidas.

Luis Alberto Chay Aguilar con algunas lágrimas platica su fervor. “Me siento contento, alegre y le tengo mucha fe. Hoy tuve la oportunidad de venir porque descansé; siempre pido porque nunca falté el trabajo y que a mis hijos les vaya bien”, comentó.

Benita Pech Chan siempre le pide al Divino Niño por la salud de sus hijos y también de su esposo.

“Vengo para pedirle que conduzca a mi hijo el más grande por el buen camino. Se siente bonito cantarle al niño y venir a convivir con los vecinos y vecinas”.

Claudia Cohuo Cohuo tiene 12 años y ella no va a la novena sólo por la comida, escucha los rezos y se divierte con sus amigas al finalizar el evento.

“Las canciones son bonitas, nos divertimos mientras rezamos. Mi mamá no viene a la novena pero yo pido por ella y también por mis hermanitos”, dijo la menor.

Ella pide que buenas calificaciones en la escuela.- ARNOLD Johnathan GARCÍA MARTÍ[email protected]




Volver arriba