Belleza con dones espirituales

Eligen a Señorita Pentecostés en una iglesia de Valladolid

1 / 6



Kembly Aguilar González, ganadora del segundo lugar del certamen Señorita Pentecostés, en la autopresentación

Carla Vivas Díaz en su última pasarela como Señorita Pentecostés 2013. A la derecha, Ailyn Guadalupe Silva Martín, en la auto presentación

Fátima Danaé Canché Rivero, ganadora del primer lugar, en la pasarela con traje regional, en Valladolid

La ganadora del certamen surante la etapa de autopresentación. A la izquierda, la batucada de la ganadora en Valladolid



VALLADOLID.- El grupo apostólico Dinámica Juvenil Sisal realizó el evento Señorita Pentecostés con éxito y logró su objetivo: “Mezclar la belleza con dones regalados por el Espíritu Santo”.

El viernes 30, en punto de las 10 de la noche se eligió a la nueva embajadora, durante un evento que se realizó en el atrio de la iglesia, donde asistieron más de 600 personas.

Durante el concurso se explicó el significado de cada uno de los siete dones del Espíritu Santo, que se asignaron a cada una de las aspirantes al título.

-Don de sabiduría: hace comprender la maravilla insondable de Dios e impulsa a buscarle por sobre todas las cosas, en medio del trabajo y las obligaciones cotidianas.

-Don de inteligencia: permite descubrir con mayor claridad las riquezas de la fe, la esperanza y la caridad.

-Don de consejo: señala los caminos de la santidad y el querer de Dios en la vida diaria. Además, anima a seguir la solución que más concuerda con la gloria de Dios y el bien del hombre.

-Don de fortaleza: alienta continuamente y ayuda, sin perder la serenidad, a superar las dificultades que sin duda se encuentran en el caminar hacia Dios.

-Don de ciencia: lleva a juzgar con rectitud las cosas creadas y a mantener el corazón en Dios y en las cosas creadas sólo en la medida en que lleven a Él.

-Don de piedad: mueve a sostener una relación con Dios con la confianza con la que un hijo trata a su padre.

-Don de temor de Dios: induce a huir de las ocasiones de pecar, a no ceder a la tentación, a evitar todo mal que pueda ahuyentar al Espíritu Santo, a temer radicalmente separarnos de aquél a quien amamos y constituye la razón de ser y de vivir.

Participantes

Las participantes fueron: Ailyn Guadalupe Silva Martín, con el don del Consejo; Fátima Danaé Canché Rivero, don de la Sabiduría; Guadalupe Vianey Sosa Gómez, don del Temor de Dios, y Kembly Aguilar González, con el don de la Fortaleza.

Las etapas durante el certamen fueron el “opening”, pasarela con ropa casual y autopresentación; pasarela regional y tema con relación al don que se les otorgó, y por último, pasarela con vestido de noche y pregunta.

Durante estas etapas, a pesar del nerviosismo, las participantes tuvieron una buena actuación que traía consigo una buena respuesta del público con los aplausos que se escuchaban. Entre las preguntas que se realizaron en la última etapa se encontraba una donde cuestionaban acerca de cómo invitar a más jóvenes a participar en las actividades católicas.

Después de deliberar, la ganadora y representante de la iglesia de San Bernardino de Siena fue Fátima Danaé Canché Rivero, quien también ganó la banda de señorita Elegancia. El segundo lugar fue para Kembly Aguilar González, quien también ganó las bandas de Señorita Redes Sociales y Fotogénica; el tercer lugar fue para Ailyn Guadalupe Silva Martín, quien ganó la banda de Simpatía.

La ganadora del concurso comentó que esta experiencia fue una gran responsabilidad y se comprometió a dar lo mejor de ella para ser una digna representante.

Danaé Canché participará en todos los eventos y las actividades de la iglesia.

Comentó que para ella Pentecostés es una fiesta en la que el Espíritu Santo baja y regala dones a las personas.

Aseguró que no existió ninguna rivalidad entre las participantes, sino que todas se hicieron buenas amigas y se divirtieron juntas.

Afirmó que para ella una de las motivaciones fue que era un evento para ayudar, ya que lo recaudado será para proyectos apostólicos.

Cerca de Dios

-Me sentí muy contenta ya que últimamente tuve muy presente a Dios y ese día sentí que me acompañaba, mucho tiempo me aleje de él, pero por situaciones de la vida me volví a acercar y ahora él me acompaña siempre.

Los jueces del evento fueron: Jonathan Palomino, Octavio Escalante Mendoza, Javier Trejo, Rosario Espadas y Didia Mendoza Arzápalo.

El párroco, Rodrigo Santos Sánchez, agradeció todo el apoyo.- DAVID OSORIO MARFIL




Volver arriba