Una incubadora de moscos

Solicitan auxilio en Santa Rosa y Anexas, Tizimín

La regidora Porfiria Peraza mide  con un palo la profundidad del agua que aún permanece estancada, en la comisaría de Santa Rosa y Anexas, en reciente visita al lugar

TIZIMÍN.- Los vecinos piden ayuda para combatir la proliferación de moscos en la comisaría Santa Rosa y Anexas que ponen en peligro la salud de la comunidad.

No baja el nivel del agua y la población de moscos crece día con día, de manera que urge un plan de nebulización especial, dice el comisario de Santa Rosa y Anexas, Ariel Salvador Dzul Cano.

Mediante un escrito enviado al Diario, hace la solicitud en primer lugar a la regidora de Salud del municipio, María del Carmen Dzul Xuluc, y luego a la alcaldesa, María del Rosario Díaz Góngora.

“Se solicita de manera urgente una nebulización especial para acabar con la gran cantidad de moscos que a cada día se incrementa”.

La situación se ha vuelto incómoda y peligrosa porque pueden transmitir enfermedades como el dengue o paludismo y se complicaría más la ya precaria situación de los habitantes de la comisaría.

El escrito fue entregado también a integrantes del comité directivo del Partido Acción Nacional de oposición que visitaron la comisaria el 5 de noviembre, acompañados de los diputados Javier Chimal Chimal y Hugo Lozano Poveda.

Tanto el comité directivo como los diputados constataron que una gran parte de la comisaría aun se encuentra inundada.

Los visitantes explicaron que, de seguir la inundación, las enfermedades respiratorias pronto pasaran factura a los habitantes.

El comité directivo del PAN recomendó la visita de sus diputados a la comisaría para constatar la situación y para que lleven el caso al Congreso, a fin de solicitar la actuación pronta de las autoridades de todos los niveles.-Ermilo Alcalá Dávila




Volver arriba