Un “milagro de Navidad”

Destroza su moto tras derrapar ebrio, pero sale con vida

7_241213P35Bpoliunicaphoto03

BACA.- Como un “milagro de Navidad”. Así calificaron los policías y testigos el accidente de un motociclista en la carretera Mérida-Motul, pues a pesar de lo aparatoso del percance, el guiador sobrevivió con lesiones que no son de gravedad.

El accidente ocurrió ayer, alrededor de las 18:45 horas, cuando José Antonio Puc Oxté, de 35 años de edad, circulaba de Poniente a Oriente sobre la citada vía. Cuando iba a la altura del kilómetro 24, Puc Oxté perdió el control de la motocicleta Italika 125 c.c. color azul con rojo, debido a que conducía en estado de ebriedad.

Por el exceso de velocidad, la moto se orilló 10 metros y colisionó contra un poste de concreto que delimita la carretera con los terrenos cercanos. lo anterior ocasionó que el conductor saliera disparado y cayera detrás de un alambrado de púas.

La moto continúo su trayecto unos 20 metros más hasta estrellarse contra piedras y otros postes de concreto, que al final dejaron destrozado todo el frente del vehículo. Aún así, por la inercia la motocicleta salió de nuevo a la carretera, donde finalmente quedó tirada en el carril derecho de la vía.

Detrás del motociclista, viajaban, en un automóvil, unos turistas canadienses que se detuvieron a prestarle ayuda y llamar a los cuerpos de emergencia.

Al lugar llegó la ambulancia de la Policía Municipal, cuyos paramédicos le dieron los primeros auxilios a Puc Oxté, quien resultó con fractura del brazo derecho, policontundido y con golpes y excoriaciones en diversas partes del cuerpo.

Dieron fe de los hechos policías municipales tanto de Motul como de Baca.- Mauricio Can Tec




Volver arriba