Votos perpetuos en Tzucacab

Desde niña se dio cuenta del amor al servicio de Dios

7_030114p40sur1photo01

TZUCACAB.- En una misa oficiada por el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, en la parroquia de San Francisco Javier se incluyó la ceremonia de los votos perpetuos de Ana Marisol Balam Navarrete, tras un proceso de formación de nueve años.

En entrevista posterior a la ceremonia, la nueva religiosa, originaria de este municipio, dice que desde pequeña se dio cuenta de su vocación y sus ganas por servir a Dios.

-Me gustaban mucho las celebraciones que se hacían a Dios y en una ocasión me llegó el llamado de Dios cuando una religiosa de la Congregación de Luz me preguntó si me gustaría ser madre.

-Acudía a los eventos relacionados con el servicio a Dios y me gustaba. En una ocasión una religiosa repartió fotografías de un padre fundador de un instituto yucateco, y entonces le pedía que le iluminara sin saber que iba a pertenecer a esa congregación.

-Le pedía mucho a Dios que me iluminara que me guíe para hacer su voluntad y, entonces, viajé a Mérida sin saber a qué congregación iba a pertenecer.

-Me gustaba mucho el color de la ropa que utilizaban las religiosas y el carisma que tenían para servir a Dios al pueblo. De ahí fue surgiendo mi amor a Dios.

-Tuve un proceso de formación de nueve años. La consagración perpetua ha sido un caminar con muchas oraciones al llamado de Dios como lo hace a los fieles.

-Pertenezco ahora al Instituto de las Misioneras Hijas de la Madre Santísima de la Luz, en Mérida.

Ana Marisol, hija de Antonio Balam Be y Dalia Marlene Navarrete Domínguez, indica que está agradecida con Dios por su llamado y que también agradece al pueblo.

La ceremonia de consagración de la religiosa estuvo a cargo del Arzobispo, que pidió a los fieles que estén unidos en gratitud por los votos perpetuos de Ana Marisol.

En la celebración también estuvo el padre Jorge Balam Xix, quien es párroco de la parroquia Jesús Divina Misericordia en Izamal y hermano de Ana Marisol.

También asistió el sacerdote José Guadalupe Pérez Mendoza, de la Catedral de Campeche; Pedro José Nemesio López, párroco de Peto, y el vicario Gaspar Pacheco Cetina, también de Peto.

Al finalizar se realizó un convivio que incluyó la participación de una charanga y un ballet folclórico.

Finalmente, el Arzobispo se reunió con regidores del municipio quienes también participaron en la misa. Los ediles eran encabezados por el alcalde Bernabé Tah Chuc.- Martín Chac Bacab




Volver arriba