Tzucacab, ocho días sin agua

Vecinos dicen que corren tras la pipa y no les hacen caso

1 / 3


Vecinos acarrean el agua potable desde varias esquinas. A la derecha, trabajadores al reinstalar la bomba que ya fue reparada
Un vecino de la colonia La Placita llena a cubetazos uno de sus contenedores. Esta persona acarrea el agua potable con ayuda de un triciclo, pero hay quienes lo hacen a pie


TZUCACAB.- Vecinos de la colonia La Placita manifiestan su inconformidad contra el Ayuntamiento que encabeza Bernabé Tah Chuc debido a que ya tienen una semana sin el servicio de agua potable y se ven en la necesidad de acarrear el líquido desde varias esquinas.

Los afectados acusan a los trabajadores del departamento de Agua Potable, encargados de repartir el líquido con una pipa, ya que darían preferencia a los empleados del Ayuntamiento.

Ante esta situación los afectados sugieren que se asigne a una persona responsable para que vigile que la distribución sea pareja.

Las familias de La Placita indican que ya tienen más de ocho días sin agua por la avería de una bomba.

Los más afectados son los que viven en partes altas. Estas personas se ven en la necesidad de acarrear el agua desde cuatro esquinas.

Denuncian que los que reparten agua con la pipa del Ayuntamiento les dan preferencia a los parientes de trabajadores de la Comuna.

Lidia Esther Avilés Cen, Zenaida Canul, Pablo Jesús Alonso Pool y José Alfredo Ayil, entre otros, indican que ante la escasez tienen que acarrear el agua en triciclos desde cuatro cuadras.

-Tardamos horas ya que el agua sale a chorritos y tenemos que esperar que se llenen las cubetas.

Los quejosos sugieren a las autoridades municipales que compren bombas de reemplazo para cuando se presenten este tipo de fallas.

-Actualmente, cuando se daña una bomba los trabajadores dejan sin el servicio a las familias durante el tiempo que está en reparación.

-Las autoridades deben poner a un responsable para la distribución del agua para que les toque a todos los vecinos y no sólo a los que trabajan en la Comuna.

-Hay quienes corren tras la pipa para pedir un poco de agua y no les hacen caso.

-A diario la calle 42 con 21 se llena de triciclos y personas con cubetas, ya que en un rancho cercano los apoyan con el líquido.

-Hay quienes han tratado de hacer negocio con el agua cobrando $120 por viaje, pero nos hemos negado a pagar ya que no tenemos ese dinero.

Empleados del municipio indican que en la tarde de ayer reinstalarían la bomba reparada en la calle 32 con 41.- Martín Chac Bacab




Volver arriba