Tradicional celebración

Vestidos de mujer viven los festejos de la Santa Cruz

1 / 4


Los hombres que participan en el tradicional baile de la cabeza de cochino de la familia Dzul se visten de mujer, incluso con ropa tradicional como ternos o hipiles. Abajo, un participante con ropa típica y lentes oscuros durante el recorrido por las calles de Tzucacab
Según los participantes, el objetivo de vestirse de mujer y cargar la cabeza de cochino es llevar alegría a toda la gente en estos festejos, y tal parece que lo logran, como se ve en la imagen de la derecha


TZUCACAB.- Como cada año, como ocurre en todo el Estado, las familias de esta comunidad festejan a la Santa Cruz, pero algo que se ha convertido en tradición muy peculiar es el baile de la cabeza de cochino que organiza la familia Dzul.

En el baile, los hombres que participan se visten con prendas de mujer, cargan la cabeza y bailan en las calles, en animado recorrido acompañado de una charanga y voladores.

Este año el baile se inició el sábado a las 9 de la noche y fue coordinado por Mario Ángel Cauich y Anacleto Dzul , este último uno de los participantes más veteranos de esta peculiar celebración.

La tradición se ha transmitido a otras generaciones y ahora hay integrantes más jóvenes. La intención es que esta tradición no se pierda y se vaya pasando de generación en generación.

Cada año el grupo cambia su nombre, este año se hizo llamar “Las locas de la esquina”, pero también han sido “Las hijas del Bill Clinton”, “Las hijas de estrellita del mar” y “Las mariposas locas y la tercera edad”.

Los niños también se integraron al grupo este año.

El baile de la cabeza de cochino partió de un predio de la familia Mukul Xix, ubicado en calle 30 rumbo a la comisaría de Dzi. Los participantes recorrieron la calle 30, pasaron por el parque principal -donde los recibieron con aplausos y algunas personas se integraron al contingente- y llegaron al predio de la familia Cauich May, en la calle 45 entre 24 y 26 de la colonia La Placita.

En esta calle acordonada los esperaba el grupo musical “Over y sus teclados” y decenas de personas que los recibieron con aplausos. Los alegres bailarines entraron a la pista con su peculiar estilo para moverse, que arrancó sonrisas de los presentes.

Los integrantes dijeron que festejar a la Santa Cruz de esta manera “ya es una tradición que se conoce en todo el pueblo”.

“El principal objetivo de usar la ropa de mujer y bailar con la cabeza del cochino es divertirse y traer alegría a la gente; que los habitantes del lugar se vean alegres y muy contentos en este día”, coincidieron.- Martín Chac B.




Volver arriba