Jimbas listas para la pesca

Catmís vendería unas 25,000 varas esta temporada

1 / 3


Productores de caña brava suben las varas a uno de los camiones que llevará las jimbas a varios puertos
Cuando Catmís funcionaba como ingenio azucarero se comenzó a cultivar la caña brava para proteger del viento a las varas de caña de azúcar


TZUCACAB.- A pesar que la playa más cercana está a 200 kilómetros, la actividad pesquera deja buenas ganancias en la localidad para las familias que se dedican a la producción de jimbas de caña brava, que usan los pescadores en la captura de pulpo.

Cada año, en los meses de junio y julio varios vecinos de la comisaría de Catmís reportan buenas ganancias por el corte y venta de caña brava a los pescadores de varios lugares del Estado.

La venta de jimbas para la captura de pulpo representa una derrama económica importante para estas familias.

Se venderían de 20,000 a 25,000 varas este año, las cuales serían enviadas a puertos como Dzilam de Bravo, Progreso, Celestún y de otros estados como Campeche.

Los pescadores hacen sus pedidos de miles de jimbas en estos dos meses. En un camión transportan hasta 500 varas, que miden de 12 a 13 metros de largo.

Josué Carrillo Encalada, productor de caña, señala que la demanda de varas se incrementa en estos días porque en agosto se inicia la pesca de pulpo.

-La caña brava llegó a Catmís hace muchos años, cuando la comisaría era un ingenio azucarero. Las jimbas se sembraban en las orillas de los planteles de caña de azúcar para protegerlos de los ventarrones.

-Luego de varios años se le comenzó a dar uso para la pesca de pulpo y artesanías. Son apreciadas por los pescadores porque tienen gran resistencia a los embates de las olas, se doblan pero no se rompen. Resisten más que otros materiales -agrega.

-La vara se vende en $12 y el corte se paga en $3. Muchas familias se dedican al cultivo.- Martín Chac Bacab




Volver arriba