Tres narcos controlan la plaza en Valladolid

Subdirector de la Policía dice que ya los identificó

VALLADOLID.— En relación con publicaciones en Facebook, donde lo acusan de salir de un bar en estado de ebriedad, el subdirector de Seguridad Pública, Juan Heredia Hoil, dice que se trata de una calumnia.
—Como le estoy pisando el callo a alguien, pretenden dejarme mal —afirma.

Heredia Hoil dice que desde que ingresó a la Policía como subdirector comenzó una serie de investigaciones, tanto de la venta clandestina de bebidas embriagantes como de narcotienditas y ya tiene plenamente identificados a los involucrados.

Intereses afectados

—Hay alguien a quien al parecer no le conviene que esté realizando esas investigaciones y se ha emprendido una campaña de difamación —dice para explicar por qué lo señalan como una persona que acude a los bares.

El pasado 30 de diciembre, una mujer con el nombre de María Luisa Azcorra Vivas publicó en su cuenta en Facebook que lo vieron salir de un bar en el barrio de Bacalar pero no da detalles.

El pasado 2 de enero, otro sujeto con el nombre de José Ramiro López Gómez publicó algo similar.

El jefe policiaco dice que en ambos casos cuenta con testigos de que estuvo trabajando. “Además, ambos nombres (de los acusadores) son falsos y no existen”.

Al investigar sobre quién podría estar detrás de esos mensajes, llegó a la conclusión que es “alguien a quien le estoy pisando el callo y siente que le está poniendo el dedo en la herida”, por las investigaciones contra el narcomenudeo y el clandestinaje de bebidas embragantes.

Según una investigación, en Valladolid hay tres personas que tienen controlada la venta de drogas.
Uno de ellos opera en el barrio de Santa Lucía, es decir en el norte de la ciudad; otro por el sur, por el rumbo de San Juan y Sisal, y el tercero se dedica a la venta en las cantinas, bares y restaurantes disfrazados.

“Conocidos”
Los tres son conocidos, pero por seguridad no ha podido dar los nombres.

—Reciben la droga de dos proveedores, uno que viene de Felipe Carrillo Puerto y el otro de Tulum, Quintana Roo. Ambos ya identificados.

Del mismo modo el subdirector habló de un posible plantío de mariguana que existe en la periferia de la ciudad, lo cual está en proceso de investigación, pero es casi segura su existencia.

Afirma que el problema del narcomenudeo ha sido desde siempre y los policías municipales saben exactamente la ubicación de los narcotienditas, pero no se explica el motivo por el cual hasta el momento no se ha actuado.— Megamedia

Etiquetas:,