Verificación ecológica

Miden el nivel de contaminantes de taxis en Tizimín

TIZIMÍN.- Taxistas hicieron filas para la revisión e inspección de sus unidades con la finalidad de evitar contaminantes en la ciudad.

Más de 70 unidades fueron convocadas, el martes 11, en el local de su sindicato para la primera verificación del semestre 2014 que realizó personal de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del gobierno del Estado de Yucatán (Seduma).

Cada año se realizan estas pruebas ecológicas como medidas de prevención del medio ambiente. La cantidad de emisiones que genera la gasolina, la cantidad de humo que sale por el escape y la cantidad de contaminantes que dañan la capa de ozono fueron parte de las pruebas a las que se sometieron estas unidades, en instalaciones del sindicato “Los Reyes”.

Dentro de la verificación se realizaron dos pruebas, una con el tacómetro, que se conecta al motor para medir las revoluciones generadas en 30 segundos calculadas en niveles altos o bajos, y la otra, mediante una sonda conectada al escape que verifica los hidrocarburos y el monóxido de carbono que se expulsa por el escape del vehículo.

Si la unidad no está dentro de los parámetros para circular, no se le otorga el holograma de aprobación ni la hoja de certificación para trabajar. El taxista tiene tres oportunidades más para llevar a revisar el vehículo.

Los operadores perdieron de tres a cinco horas de trabajo con ta de pasar las pruebas y colocar en sus parabrisas el holograma de verificación ecológica que les exige la dirección de Transporte del estado para trabajar. Los choferes argumentan que es un beneficio ser sometidos a estas pruebas para no contaminar.- Jacqueline Mejía Castor

De un vistazo

Los taxistas consideran que vale la pena someterse a las pruebas ecológicas.

En la cola. Los taxistas dedicaron varias horas a hacer fila para la verificación. El sindicato cubrió los gastos de la verificación y aprovecharon para relajarse y convivir.

La tarifa. El precio de esta verificación es de $191 por taxista, con derecho a tres pruebas más en caso de ser rechazado en las primeras.




Volver arriba