Una patada "sin dolo"

Una patada “sin dolo”

Versión a favor del agresor de un perro en Tizimín

Ronni, cachorro que fue agredido por un trabajador en Tizimín

TIZIMÍN.- “No fue con intención que el perro perdiera el ojo”, dice Diego Lugo Interián al defender al obrero que pateó al animal.

Como publicamos ayer, Ronni, cahorro de seis meses, cruza de pastor alemán y labrador, perdió el ojo derecho el 7 de enero, cuando fue pateado por un empleado que realizaba labores de bacheo a espaldas del campo de béisbol Juan Rivero Alonzo.

En visita al Diario, Lugo Interián, colaborador del Ayuntamiento, se hizo acompañar de Francisco José López Martínez, propietario de Construcciones Generales del Oriente, empresa encargada de reparar calles.

En su relato, Diego Lugo dice que fue testigo presencial de los hechos.

“Me encontraba a escasos seis metros de donde se dio el incidente entre el obrero y el perro, por lo que aseguro, sin temor a equivocarme, que el perro fue el que atacó al obrero por la espalda cuando se encontraba barriendo la calle que en minutos sería cubierta por material pétreo. Y no sólo era un perro, sino dos los que acompañaban al señor José Mena”, explica.

“La reacción de mi compañero de trabajo”, añade Diego Lugo, “fue la que tendría cualquier otra persona al sentir que un animal se te abalanza por la espalda o hacia cualquier otra parte del cuerpo”, añade.

“En cuanto al calzado (botas tipo minero) que utiliza el obrero que le propinó la patada al perro, es de carácter obligatorio para desempeñar ese tipo de labores, puesto que se trabaja con maquinaria pesada y materiales de temperatura elevada, por lo que es indispensable el uso de equipo de seguridad”.

Francisco López dice que el dueño de Ronni realizaba sus ejercicios alrededor de la cancha de usos múltiples.

“En ningún momento mi empleado se dirigió a agredir a Ronni, no hubo dolo. Además, el señor José Mena invadió una zona demarcada con cinta preventiva, puesto que ahí se encontraba personal a mi cargo laborando para la reparación de calles con maquinaria pesada. “Gran parte de la responsabilidad de ese incidente es culpa del señor José Mena, ya que debiera tener sujetos a sus perros; aunque él diga que los conoce bien, todos los animales responden a un instinto y no sabemos cuándo se hará presente”, añade.

Al cuestionar a los dos ingenieros sobre qué acciones tomarían en cuanto a los gastos de curación y hospitalización de Ronni, Lugo Interián dice que desde el día de los hechos se le indicó al señor José Mena que llegara a un acuerdo con el obrero.

“No sabemos si él lo pueda pagar, puesto que, como muchos obreros, lo que percibe como salario apenas le alcanza para el sustento de su familia. En caso de que proceda la demanda del señor José Mena ante el Ministerio Público, con todo gusto aportaremos observaciones como testigos presenciales de los hechos, pues el señor José Mena deberá asumir la responsabilidad de que fue su mascota la que atacó al obrero y éste sólo se defendió”.

Lugo Interián aprovechó la plática para aclarar que él no es asesor de Obras Públicas del Ayuntamiento, sino que él trabaja de manera independiente asesorando a empresas como Construcciones generales del Oriente, la cual sí trabaja para la Comuna.

“El Ayuntamiento no tiene alguna responsabilidad en este incidente, el obrero que fue agredido por Ronni y que respondió con una patada está bajo las órdenes directas del ingeniero López”, dice.

“A mí me involucran en este incidente sólo por haber sido intermediario en la gresca que de modo inminente se iba a dar entre el señor José Mena y el obrero; esto perjudica a mi imagen”, agrega Lugo Interián.

Al cuestionar a Francisco López sobre el nombre del obrero que pateó a Ronni, indica que prefiere mantenerlo en el anonimato, ya que, de acuerdo con los comentarios escuchados tras darse a conocer la nota por la agresión a Ronni, alguien pudiera intentar agredir físicamente al empleado.

En la nota publicada ayer por el ataque a la mascota del señor José Mena, éste asegura que Ronni sólo se acercó al obrero en cuestión y éste “disfrutó lastimarlo”.- Ermilo Alcalá Dávila

De un vistazo

Comentarios que generó en Facebook la nota publicada por el Diario:

Antonio Ruiz Álvarez: Ya hay leyes para que este individuo que no tiene sentimientos vaya a la cárcel!, denúncienlo!

Alán González Euán: Te recomiendo interpongas la denuncia en el Ministerio Público. El año pasado entró en vigor en Yucatán una ley que protege a los animales…




Volver arriba