Una nueva forma de pago

Tarjeta de plástico ayudaría a reducir cobros de la CFE

TIZIMIN.- Una tarjeta de pago programado dará control a los usuarios de este municipio sobre el consumo de energía eléctrica.

Desde el miércoles 5 de febrero, un equipo de promotores pertenecientes a la empresa IUSA, que trabaja en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), visita hogares de diversos sectores de esta ciudad, con el objetivo de dar a conocer el nuevo sistema de pago programado para el consumo de energía eléctrica.

Algunos de los promotores explicaron que el sistema de pago programado entra en vigor si el propietario de la línea eléctrica acepta cambiarse al nuevo sistema. Se tendrá que firmar un contrato para pasar a la nueva modalidad, indicaron.

Los promotores de IUSA se distinguen en las calles por un casco amarillo, playeras blancas y la imagen del nuevo programa. Al ser entrevistados, coincidieron en que la ciudadanía muestra cierta apatía y desconfianza ante la nueva modalidad de pago en el consumo de energía.

Los ciudadanos desconfían de los empleados, quienes por el momento no cuentan con gafetes que los avalen.

La mayoría de la ciudadanía está acostumbrada a ver la gente de la CFE con uniforme color beige.

Para la activación de la nueva modalidad de pago, el propietario de la línea tendrá que llenar una encuesta, premitir que el promotor realice una programación al medidor de corriente y estampar una firma digital.

Los promotores explicaron que entre los beneficios que otorga la tarjeta de pago programado, destaca que el usuario podrá elegir su fechas de pago en los días múltiplos de 5 de cada mes, por ejemplo los días 1, 5,10,15, 20 y 25. Los pagos se realizarán cada mes, a diferencia del pago bimestral que actualmente rige por medio del recibo de consumo que emite la dependencia federal.

En caso de suspensión del suministro, el usuario sólo tendrá que realizar su pago correspondiente al mes de adeudo, acudir a su domicilio, depositar la tarjeta sobre el medidor -en un tiempo de 15 segundos-, y el suministro se reestablecer.

No será necesario efectuar algún pago por reconexión o esperar que personal de la CFE acuda en un tiempo de 24 horas para reconectar.

En caso de vacaciones o ausencia en el hogar, si el usuario decide no contar con consumo de energía eléctrica, podrá desconectar y reconectar cuando lo disponga.- Ermilo Alcalá Dávila




Volver arriba