Una lluvia de reproches

Una lluvia de reproches

Líderes obreros de Tizimín se quejan ante la alcaldesa

El líder sindical Tomas González Guzmán durante su intervención ante  los trabajadores y las autoridades

TIZIMÍN.- En una lluvia de quejas y reproches se convirtió ayer el discurso de dos líderes trabajadores durante la ceremonia por su día.

La parada cívica se inició alrededor de las 8 de la mañana con una marcha, en la que participaron unos 200 empleados de varios sindicatos que partieron del Palacio Municipal para recorrer las calles principales y culminar en el parque Benito Juárez.

El desfile fue encabezado por autoridades municipales y líderes sindicales.

Salió a relucir la inconformidad de algunos empleados de Servicios Públicos, quienes reclamaron que los hayan citado desde las 3 de la mañana en el palacio para limpiar la basura y el desorden de una noche anterior.

La molestia fue porque les dijeron que después de terminar con sus labores se quedaran a esperar hasta las 7 de la mañana para asistir a la parada cívica.

Las inconformidades se vieron reflejadas aún más cuando sus líderes lo manifestaron en un discurso que para muchos fue aburrido, pero para los obreros pareció interesante pues fueron los que más aplaudieron y mostraron estar de acuerdo.

Parte del discurso de Luis Felipe Sosa, secretario general del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento, decía: “La situación hoy día se torna más difícil para el trabajador humilde, los precios se han disparado como nunca lo habíamos visto, solo recibimos salarios bajos y raquíticos que no alcanzan para cubrir ni siquiera parte de la canasta básica.

“Necesitamos servicio médico, operaciones quirúrgicas y medicamentos para el trabajador porque es un derecho que nos da la ley de los trabajadores.

“Una mejor jubilación o pensión como premio a tus años de servicio porque parte de tu vida lo has dejado acá en el municipio, te lo has ganado con el sudor de tu frente, honestamente y has quedado viejo en este lugar de trabajo y por lo tanto tienes el derecho que la pensión se te otorgue como marca la ley, no como un premio político que los que se dan.

“Los trabajadores no tiene seguro de vida, tampoco las herramientas de trabajo, cómo es posible que nos exijan un rendimiento de un 100% en nuestras labores si no contamos con la herramienta necesaria para hacer un buen trabajo con agilidad…

“Tampoco tenemos el equipo de seguridad necesario, sobre todo los que estamos como electricistas tenemos que estar prestando una escalera para bajar líneas vivas exponiendo la vida a diario y a una gran altura.

“Exigimos un fondo de defunción del Ayuntamiento, una fosa funeraria; qué es eso de que muere un compañero y no se te ayuda, no tenemos nada compañeros; nos quedamos a la bendición de Dios, si es posible nos ayudan y si no, es búscale como puedas y como solucionas tu problema”, expresó.

Una denuncia

En su turno, Tomás González Guzmán, delegado de la CTM hizo una denuncia pública: “Quiero poner a su conocimiento que en el interior del Ayuntamiento hay personal de mando medio que hace una auténtica labor de división sindical; eso no se tiene que adivinar, está a la vista de todos; lo acusamos públicamente y vamos actuar en consecuencia”.

Al final del discurso, la alcaldesa, María del Rosario Díaz Góngora, se acercó a felicitar a los oradores y le dio palmadas en la espalda a Tomás González.- W.U.CH.




Volver arriba