Un espacio para homenajear a la madre

Recuerdan cómo nació en Tizimín el parque a mamá

Así luce ahora céntrico parque dedicado a la madre en Tizimín

TIZIMÍN.- En el Día de las Madres se recuerda con nostalgia la imagen de lo que en la década de los años 30 del siglo pasado fue el espacio y monumento creado para homenajear a mamá.

Con datos proporcionados por el maestro retirado Luis Pérez Salazar, se recuerda con melancolía como solía lucir el espacio dedicado para homenajear a las madres.

En su relato, dice que en la parte sur de la iglesia de los Tres Reyes se encontraba una plaza más pequeña que la del lado norte en donde se construyó el primer mercado municipal, en 1902.

La plaza del sur se conocía en ese entonces como “la plaza del dolor”, posiblemente en honor a la Virgen del Dolor, imagen que se encuentra en Sevilla, España.

En este espacio, en los años 40, se construyó un parque dedicado a las madres tizimileñas. Del nombre de la persona encargada del diseño y la construcción ya nadie se acuerda.

El frente del parque miraba al oeste y era de forma semicircular, con cuatro columnas de unos cinco metros de alto y remataban con un adorno de forma esférica dándole mayor belleza.

Las columnas se unían en la parte baja por medio de un pretil de mampostería que servía de asiento. En la parte alta, como adorno, unas maderas torneadas entre cada columna daban mayor realce al conjunto.

Al frente se construyó una base de mampostería que sostenía una estatua en granito que representaba a una madre amamantando a su hijo, tal cual luce en la actualidad. En ese entonces vivían alrededor del parque cinco familias: al oriente, junto a la iglesia, Raymundo Sosa y esposa Emilia Farjat; Francisco Espinoza Fuentelzas y esposa María Antonia Quintal. En el sur, Alfredo Correa Mena y esposa Leonides Morales; Delfio Narváez Rejón y esposa Leonor Morales. Por la esquina, Ermilo Ayala García y Neida Medina.

En 2006, cuando era presidente municipal Pedro Couoh Suaste, se rediseñó el parque y la escultura de la madre se colocó unos metros más adelante, casi a la orilla del frente.

En lugar de las columnas se colocaron deidades mayas que se supone eran los dioses que se adoraban en la época prehispánica: Yum Chá Ac (dios de la lluvia), Yum Kaáx (señor del campo) y Yum Ík (señor del aire).

Desde la época de los treinta, como hasta ahora, cada 10 de mayo se invita a las escuelas a participar en el homenaje a las 7 a.m.

El personal docente y alumnos hacían acto de presencia y de acuerdo al programa se entonaban cantos, los niños declamaban bellos poemas y, al final, pasaban en orden uno tras otro a depositar a los pies de la madre una ofrenda floral.

Los niños cuya mama ya no vivía depositaban flores blancas. Todo esto constituye agradables recuerdos para aquellos que les tocó vivir en esos tiempos. Para los niños y jóvenes de hoy es una muy buena fuente para nutrirse de tiempos pasados, de nuestra historia, puntualiza el maestro Luis Pérez Salazar.- Ermilo Alcalá Dávila

En síntesis

Años 30

El parque de las Madre se construyó en la década de los años 30 del siglo pasado.

Plazoleta

Se aprovechó una plazoleta ubicada en parte sur de la iglesia de los Tres Reyes.

Del dolor

La plaza del sur se conocía en ese entonces como “la plaza del dolor”, posiblemente en honor a la Virgen del Dolor, imagen de Sevilla, España.

Etiquetas: