Tragedia en la vía a Loche

Un chofer de la Untrac lo arrolla y se da a la fuga

LOCHE, Tizimín.- Flor Nah Cemé, de 35 años de edad, no podía creer que su marido, Jesús Morales Gama, de 38, había muerto. Sólo les faltaban dos kilómetros para llegar a su destino cuando a su esposo lo arrolló un taxi.

La pareja se había quitado de Playa del Carmen la tarde de anteayer lunes e iban de visita a esta comunidad, donde verían a los papás de Flor. En el kilómetro 76+800 de la vía Tizimín-Río Lagartos, el vehículo en el que viajaban tuvo una falla mecánica.

Flor se quedó dentro del auto en el lado del copiloto, mientras Jesús se bajó a pedir ayuda, aunque pasaron varios vehículos y ninguno se detuvo. Cuando eran las 7:30 de la noche, Flor escuchó un fuerte golpe y el Escort rojo placas UUX-4048 de Quintana Roo en que se encontraba fue arrastrado unos 40 metros hacia adelante, quedando el vehículo sobre el carril contrario al que iba.

Según dijo la mujer, su esposo estaba detrás del auto, así que fue el primero en ser impactado. Jesús fue aventado unos 10 metros monte adentro, donde quedó tirado.

Flor Nah bajó del auto y corrió a ver a su esposo, quien estaba agonizando. Del otro lado estaba el taxi de la Untrac No. 531 con placas 3846-YSB, de la ruta Tizimín-Río Lagartos.

La mujer cayó en una crisis nerviosa y fue retirada del lugar y trasladada a Loche, pues resultó ilesa. Ambos vehículos acabaron con daños severos por el brutal impacto y una pasajera del taxi, identificada como Amalia Yam Martín, resultó lesionada.

Curiosos dijeron que el taxista, que huyó, no hizo nada por frenar. Ayer se averiguó que el propietario del taxi es Alberto del Carmen Pomol Moceda, pero se desconoce si él conducía el vehículo. En el poblado se dice que lo guiaba Elberth Pomol.

Por ambos lados de la carretera se formaron largas filas de vehículos debido a que la vía fue cerrada totalmente, ya que los vehículos quedaron atravesados en ambos carriles. El cierre continuaba hasta pasadas las 10 de la noche.

El lugar estuvo acordonado y custodiado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Policía Municipal de Panabá y Policía Federal.El cierre de la carretera fue desde las 8 de la noche y hasta las 10 continuaba cerrado, por que aun se esperaba la llegada del personal de Fiscalía General del Estado, peritos criminalistas y el personal del Servicio Medico Forense para que realizaran las diligencias pertinentes para el levantamiento del cuerpo.Incluso en el entronque de la carretera Kikil-Panabá, se atravesó una patrulla de Panabá para desviar a los conductores hacia esa cabecera como una vía alterna para poder llegar a San Felipe o Río Lagartos. En menos de una semana del periodo vacacional de Semana Santa ya suman tres los muertos en este tramo carretero, en un rango de 4 kilómetros de distancia. El pasado 13 de abril una pareja de jóvenes perecieron al volcar el vehículo en el que iban a dos kilómetros de Loche, rumbo a Río Lagartos. El accidente del lunes ocurrió a sólo dos kilómetros antes de llegar la comisaría.- SANTOS EUÁN Cano




Volver arriba