Tráfico de influencias

Oscuros acuerdos en Tizimín, según regidores del PAN

Amir Rodríguez, secretario de la Comuna, suspendió las sesiones de Cabildo por falta de quórum tras pasar lista a las 7:30 p.m.

TIZIMÍN.- Regidores del PRI encabezados por la presidenta municipal María del Rosario Díaz Góngora incumplieron con la ley al faltar a tres sesiones sesiones consecutivas de Cabildo, según denuncian ediles del PAN.

Las tres sesiones, extraordinarias, fueron convocadas por el secretario de la Comuna, Amir Rodríguez, para el martes 24 a las 7, 7:30 y 8 de la noche, según los oficios enviados a los regidores.

Entre los puntos a tratar estaba la asignación de obras de manera directa a una empresa recién creada.

Antes de efectuarse la sesión, regidores de oposición subieron a las redes sociales una de las convocatorias, en la cual estaba, entre los puntos del orden del día, el “análisis y aprobación del Cabildo para facultar a la constructora Kerai Construcciones S.A. de C.V.” para realizar “obras de infraestructura social, imagen urbana y (…) de beneficio social”.

El documento causó polémica en Facebook, donde se señaló que esa empresa obtuvo su inscripción en el Registro Público de la Propiedad el pasado 4 de noviembre de 2013 con un capital mínimo de 50 mil pesos y que es manejada por los exfuncionarios federales Enrique González Urzaiz (de Sedesol) y Carlos Gasca Pérez.

Según los panistas, con esto la alcaldesa se evidenciaba y violaba la ley al asignar de manera directa obras a una empresa sin experiencia y sin licitación de por medio.

Los ediles Porfiria Peraza Aguilar, Luis Alberto Vázquez Várguez, Eddie Pérez Castillo y Angélica Borges Páez planeaban cuestionar al respecto a la alcaldesa, pero ésta no llegó y tampoco lo hicieron los otros ediles priistas cuando, a las 7:30 de la noche, el secretario de la Comuna, Amir Rodríguez, hizo el pase de lista. Al no haber quórum, las tres sesiones fueron canceladas.

Los ediles de oposición afirman que ningún regidor del PRI mandó justificación alguna y que su ausencia se debió a que “era evidente que iban a cometer un gran error al asistir”.

Aseguran que al convocar a las tres sesiones extraordinarias la alcaldesa María del Rosario Díaz “pretendía oficializar el tráfico de influencias” y haría cómplices a los demás regidores de “obscuros acuerdos económicos con padrinos políticos”.

El regidor Luis Vázquez explica que “solo hay tres maneras de asignar obras, a través de invitación directa, invitación a tres empresas o licitación abierta. Es lo que comúnmente se hace, pero como se dieron cuenta de que la estaba regando lo menos que podían hacer era no ir (a la sesión convocada)”.

-Quedaba al descubierto que tienen tratos directos con empresas bajo el agua y por eso lo mejor era faltar corriendo el riesgo de todo lo que implica -añade. -WENDY ARACELLY UCÁN CHAN

De un vistazo

Regidores de oposición en Tizimín piden aplicar la ley a ediles priistas.

Faltan a tres sesiones

La presidenta municipal y otros regidores priistas no acudieron a las tres sesiones consecutivas de Cabildo previstas el martes.

Una concesión

En las sesiones se trataría la concesión de obras a una empresa recién creada de exfuncionarios federales.

Sin sueldo

Según los panistas, la ley indica que por cada sesión de Cabildo a la que falte un edil se le deben descontar cinco días de sueldo, de modo que al faltar a tres se les deberían descontar 15 días.




Volver arriba