Tizimileña y su padre sufren en el Hospital Juárez

Quieren devolverlo a Tizimín, donde no tienen equipo

La puerta de acceso al área de urgencias del Hospital Juárez

TIZIMÍN.- Con un padre cardiópata y estresado por estar tres días en el área de urgencias del Hospital Juárez, en Mérida, Doris Canul Chan, conocida activista relata las penurias por las que pasa su familia.

En su versión, Doris Canul manifiesta que desde el jueves 19, a la una de la tarde, su padre ingreso al área de urgencias del Hospital Juárez, debido a que tras breve estada en la clínica del IMSS de Tizimín, decidieron trasladarlo a la capital del Estado, pues en la clínica a la que pertenece no cuentan con cardiólogo ni angiólogo.

Un escrito

En escrito al Diario, que reproduce en Facebook, Doris Canul dice lo siguiente:

“Responsabilizó al Hospital Juárez por lo que le pudiera ocurrir a mi padre, Pedro Canul y Mena; lo enviaron a dicho hospital porque en el IMSS de aquí (Tizimín) no cuentan con médico cardiólogo ni angiólogo, y por la gravedad de la cirugía era mejor enviarlo a Mérida.

“Ahora resulta que lo quieren mandar de nuevo a Tizimín para hacerle la cirugía. Esto no es nuevo, se pasan la bolita para que al que le caiga sea el responsable.

“Pero en este caso se supone que Mérida está mejor equipada que este hospital de rancho, y seguimos pasando atropellos.

“Los derechos a la salud de los trabajadores valen m.., algunos no se dan cuenta hasta que pasan por lo mismo. Si seguimos apáticos los mexicanos a tanta injusticia, empezaremos a acostumbrarnos a comer m…

“Mi mamá tendrá que dormir en el suelo o en una silla, y medio comer si sólo cuenta con cincuenta míseros pesos de viáticos que da el Seguro.

“Cómo es posible que se derroche a lo pen… en aviones y viajes para los políticos, y el pueblo sea tratado como mendigos, siempre dándoles las migajas. Hasta cuándo?

“Estoy tratando de ser optimista, pero quién se sienta cruzado de brazos mientras se le muere un familiar. Lo que le suceda a mi papá es responsabilidad del Hospital Juárez y del personal”.

En su escrito, la activista señala que su padre está internado porque es cardiópata. Desde hace días está hospitalizado y su salud es delicada, comenta.

También afirma que él paga puntualmente el Seguro, pero aún así no lo atienden.

Doris Canul dice que puede sentir la frustración e impotencia que sufren a diario decenas de personas en los hospitales públicos y en las famosas áreas de urgencia, donde, a decir de muchos, desaparece el lado humano de quienes ahí laboran.- ERMILO ALCALÁ DÁVILA




Volver arriba