Temen perder su hogar

Aparece un nuevo "dueño" de unos predios en Tizimín

7_050414_p1Biggphoto01

TIZIMÍN.- Unas 200 familias se han visto afectadas porque después de habitar en unos predios que consideraban suyos, aparecieron los presuntos dueños queriendo cobrarles por el terreno.

En el sur de la ciudad, familias que habitan cerca del Agua Potable se alarmaron por la visita del doctor Manuel Jesús Rodríguez Conrado, quien se presentó con un supuesto sobrino y les dijo que su pariente es el nuevo dueño de los terrenos.

El visitante les dijo que se tenían que arreglar con el sobrino, pues durante 35 años habían habitado el lugar sin pagar un solo centavo.

El problema comenzó cuando un grupo de vecinas le avisó a Rodríguez Conrado que unas personas estaban tratando de invadir un predio de la colonia.

Nunca se imaginaron que esta denuncia les traería problemas. Ahora viven con la incertidumbre de perder sus viviendas.

Hace unos días se realizó una reunión donde la gente se alteró y sacó constancia de pago, con fecha de 1990, pero Rodríguez Conrado no les quiso reconocer y reiteró que él ya no era el dueño, que ni siquiera mencionaran su nombre porque ya no tenía nada que resolverles.

El pasado miércoles 2 de abril, cerca de las 6 de la tarde, los vecinos fueron llamados por el supuesto nuevo dueño y les pidió de $100,000 a $130,000 por predio; incluso ofreció facilidades de pago.

Según vecinas que acudieron a la reunión, el presunto dueño dijo que acepta pagos desde $2,000, que lo que a él le urge es arreglar los papeles del terreno pues está intestado. Las amas de casa afirman que preguntando pudieron saber que el supuesto propietario se llama Irán Barrera Medina.

En otra manzana cercana, los habitantes que se encuentran en la misma condición, aseguran que ahí las visitó Edgardo Rodríguez Conrado y les pidió $10,000 por su terreno. Una vecina de esta otra manzana dijo: “A mí me visitó en mi casa y me pidió $130,000, que porque ya tengo bien construido”.

“Cuando llegamos no había nada, nosotras limpiamos los terrenos, el doctor Manuel nos dio oportunidad de habitarlos y pagarle poco a poco”, afirman las vecinas.

“Ahora dice que su terreno abarca desde la colonia Sebastián Molas hasta la comisaría de Calotmul; resulta que todo Tizimín le debe”.

Cuando las vecinas relataban lo sucedido se acercó una vecina de otra colonia quien dijo que no le dieran ni un peso a Barrera Medina porque él le prometió un terreno que no era de él y que ella ya lo demandó, aunque como él está “bien parado” en el Ayuntamiento, a ella no le han querido ayudar.

Los vecinos piden ayuda de las autoridades para que los orienten en este lío.

Afirman que ya los amenazaron y que incluso a Jorge Badilla, persona de la tercera edad y discapacitado, le dijeron que si no empieza a pagar en 15 días lo desalojan.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR




Volver arriba