Siguen en espera de una orden

Aún no localizan a un presunto narcomenudista

TIZIMÍN- Han pasado más de tres días desde el hallazgo de un plantío de mariguana en la comisaría de Chan Cenote y aún no se emite una orden de cateo a la vivienda, de modo que la custodia del predio continúa.

En la comunidad la Policía Coordinada aún custodiaba hasta ayer la casa de Sabino Quetzal Hun, quien fue detenido el pasado sábado después de que uno de sus hijos, César Quetzal Balam, de 18 años de edad, confesara que en el patio de su casa se cultivaba la hierba.

Anteayer, la esposa de Sabino, María Balam, intentó infructuosamente entrar a la vivienda, según dijo, porque quería tomar algo de ropa y alimentos.

Hasta el día de ayer los oficiales estaban en espera que se liberara la orden de cateo para que miembros del Ejército pudieran entrar al terreno, donde, se presume, hay alrededor de 400 plantas de mariguana.

De manera extraoficial se averiguó que una vez liberada la orden, se entraría a arrancar cada una de las plantas de cannabis.

Felipe Quetzal Balam (a) “El Gallo”, otro hijo de Sabino y quien se presume vendía la hierba sigue prófugo. Los uniformados creen que está escondido en el pueblo o emprendió la huida al vecino estado de Quintana Roo.

Se cree que algunos jóvenes, que por momentos se acercan a la vivienda cateado, podrían ser los que compran la mariguana.- MEGAMEDIA




Volver arriba