Se van decepcionados

Algunos fiesteros aún no reunían la renta en Tizimín

Desde el domingo pasado empezaron a desarmar algunos juegos

TIZIMÍN.- Próxima a concluir la tradicional fiesta de los Reyes, el mal tiempo sigue afectando la ganancia de los fiesteros, algunos de los cuales decidieron retirarse ya.

Desde que se iniciaron los festejos la gente comenzó a llamar a las instalaciones, ubicadas frente al parque Juárez, como “la feria de los pobres”, en contraste con “la feria de los ricos”, instalada en el recinto ferial.

Este año es lamentable para Humberto Rosado López y su hijo Pablo Rafael Rosado, fiesteros del Centro. Ambos comentaron que los propietarios del terreno les confirmaron tarde si este año les dejarían ocupar el lugar, lo que retrasó la instalación de los juegos mecánicos; esto, aunado a la contratación de otra empresa, dirigida por Florentino Bojórquez Uicab, alias “El Oso”, les impidieron obtener las ganancias que habían proyectado.

Rosado López comentó que este año el costo del lugar fue exagerado y tuvieron que compartir las instalaciones con otra empresa, lo que afectó las ganancias. Según dijo, la renta se mantuvo en poco más de 40 mil pesos. “Hasta hoy (por ayer) no hemos acabado de pagar la renta y la feria ya va a terminar”, expresó con tristeza.

Al parecer las lluvias y las bajas temperatura que han traído los frentes fríos que se presentan desde diciembre desalentaron marcadamente la afluencia a la feria. Por ello, Bojórquez Uicab retiró sus juegos y agregó que irá a probar suerte a ferias como la de Valladolid o la de Sucopo.- Jacqueline Mejía C.

En síntesis

Fiesteros se retiran antes por falta de ganancias.

Un balance negativo

Florentino Bojórquez Uicab, quien desde el domingo pasado comenzó a retirar sus juegos mecánicos, dijo que el balance de este año es lamentable. Para él ni siquiera hubo ganancias en la feria del Centro de Tizimín.

Mala publicidad

Desde que se iniciaron los festejos la gente identificaba las instalaciones del centro de la ciudad como “la feria de los pobres”, a diferencia de los juegos que se encuentran en el recinto ferial, que son conocidos como “la feria de los ricos”.

No podían pagar

Hasta ayer algunos fiesteros ni siquiera habían reunido el dinero necesario para pagar sus rentas.




Volver arriba