Salvadores de vida

Salvadores de vida

Arranca campaña de donación de sangre en Tizimín

7_09042014p2Donacionphoto01

TIZIMÍN.- Estudiantes, padres de familia y profesores se dieron cita en el auditorio del Instituto Tecnológico para el inicio de la campaña de donación de sangre.

A las 8 de la mañana, los posibles donadores recibieron una plática de sensibilización en la que les aclararon dudas.

-La finalidad de esta plática es aclarar los mitos que se generan en la población y reiterar los requisitos que deben cubrir estos salvadores de vida -dijo el coordinador regional de Activistas por la Paz, Isaac Ávila Rivera

Además, solicitó el apoyo de la ciudadanía y exhortó a los alumnos a invitar a vecinos, familiares y conocidos para participar en la campaña de donación de sangre.

-Si la sociedad se quitara esos tabúes, se generaría una cultura diferente y se evitaría la escasez de sangre en los hospitales -expresó.

-El ser humano puede donar sangre de tres a cuatro veces al año. Si promovemos la donación habitual, ayudaremos a que exista el suficiente abastecimiento de plasma en Tizimín -dijo.

-Mientras esta labor se siga fomentando de manera altruista, la sangre donada será sana y se podrá reutilizar -abundó Ávila Rivera.

La directora de Transfusión Sanguínea en Yucatán, Martha Montemayor Curiel, agradeció a los presentes ser participes de esta labor.

-Es grato el ver que la mayoría de la donación siempre es juvenil -dijo.

-Una bolsa en refrigeración dura 40 días naturales en condiciones de uso. La sangre que más se necesita en Yucatán es la O positiva -explicó-. La menos usada y que es muy escasa es la negativa (A-, O-), que no está reguardada en los bancos.

En el plantel educativo, los asistentes se sometían a tres pruebas. La primera de biometría hemática que consistían en retirar dos tubos de sangre muestra.

Después se les pesaba para verificar que cubrieran el peso adecuado mayor de 50 kilos; se les tomaba sus signos vitales como el nivel cardíaco y la glucosa en la sangre.

Para concluir, respondían a un cuestionario sobre posibles riesgos que existen al realizar la donación.

Hasta las 10 de la mañana, 12 de las 20 personas que acudieron a donar pasaron la prueba y donaron.

La campaña concluyó a las 3 de la tarde.

Llamó la atención, el rostro de felicidad de los jóvenes que se acercaron a donar.

Al concluir, los donadores se sentaban en las butacas a comer una fruta y tomar jugo para rehidratarse y prevenir una descompensación.

Hoy la campaña continuará en otro plantel, el campus de la Uady.Los interesados en donar pueden acercarse a las instalaciones del Palacio Municipal. El día de la donación presentarse con cuatro horas de ayuno.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR




Volver arriba