Quiere seguir vivo

Un adolescente de Tizimín necesita donante de riñón

7_010414_p1ninitoDphoto01

LUIS ROSADO VEGA, Tizimín.- David Alexander Cábanas Canul le reza todos los días al Divino Niño confiado en que aparecerá un donante del rinón que necesita.

Su madre, Lízbeth Canul González, le ayuda a mantener viva la esperanza, pero también le habla de la realidad de la enfermedad y de la posibilidad de la muerte.

Con la voz entrecortada, la mamá cuenta que su hijo ya sabe de la muerte, pues siempre se sienta hablar con él y le explica que si un día muere se irá con Dios.

“En una ocasión lo noté deprimido en el baño, pero le dije que Dios sabe cuándo llegará nuestro día; él está preparado, pero también tiene muchas ganas de vivir”, dice la madre.

Por lo pronto tienen motivos para estar optimistas. A raíz de la primera publicación de su caso, el domingo en el Diario, comenzó la ayuda.

Hasta esta apartada comunidad, en los límites con Quintana Roo, llegó el director del Hospital San Carlos y le dijo a la mamá que tenía instrucciones del secretario de Salud de ver la manera de ayudar a David Alexander. Por lo pronto le llevó una buena cama. También los visitó la directora del DIF de Tizimín. – W.U.Ch./L.L.C.

PÁG 15




Volver arriba