Peligro por una trampa

Peatones caen en calle de Tizimín y se lesionan el pie

7_050614p34aguaphoto01

TIZIMÍN.- En la calle 49, casi esquina con la 46, se encuentra desde hace más de tres meses una trampa colectora de agua sin su rejilla o tapa y que, además, se encuentra sin mantenimiento, es decir, obstruida.

Comerciantes de esa calle aseguran que en esa trampa de agua una menor se torció el pie al resbalar cuando caminaba por ahí.

Después de que se reportó el incidente de la menor, personal del Ayuntamiento sólo mandó colocar un señalamiento de advertencia, sin que hasta el momento se vea la intención de ponerle su tapa o rejilla.

La trampa con el señalamiento complica el tráfico vehicular en esa zona.

La vía es muy transitada y en el cruzamiento se encuentran varios comercios.

Afecta más a los peatones, sobre todo a la hora de entrar a las escuelas y en las noches. Ya son varios los que de manera despistada o al ir con prisa caen en ella. Hasta el momento el mayor daño han sido torceduras.

“Sólo representa un riesgo porque no cumple su función, está fuera de servicio porque no se le a dado mantenimiento”, señalan comerciantes.

“De nada sirve que la quieran reparar ahora que se iniciaron las lluvias, el agua se estanca y termina en nuestros comercios, más cuando conductores irresponsables circulan a alta velocidad para ganar el paso al semáforo”, añaden los quejosos.- Ermilo Alcalá Dávila [email protected]




Volver arriba