Paseo lleno de devoción

Acuden a su cita anual con los Tres Reyes en Tizimín

7_090114p13devocion01photo01

TIZIMÍN.- Acompañadas de párrocos, monaguillos, autoridades municipales, la reina de los festejos y decenas de fieles católicos, las imágenes de los Tres Reyes fueron paseadas ayer en procesión por sus custodios.

El paseo comenzó poco después del mediodía, una vez que concluyó la misa de las 11 de la mañana, impartida por el padre Armín Rivero Castillo, un sacerdote muy conocido y querido por la comunidad tizimileña. Concelebró con él el padre Luis Fernando Góngora Góngora.

Integrantes de un gremio se apostaron a la puertas de la parroquia para encabezar la procesión de paseo de las veneradas imágenes alrededor del parque.

Voladores, cantos…

Entre voladores, cantos, muestras de devoción, fotos y vídeos para el recuerdo, los Tres Reyes avanzaron lentamente por la calle 50 para tomar la 51.

Trabajadores de un grupo musical apresuraron el levantamiento y armado de una parte de su escenario que obstruía el paso de la procesión, en la esquina de la calle 51 con 52, justo frente al sitio donde se encuentra instalado el árbol de Navidad.

Al llegar a su morada, las imágenes fueron recibidas con aplausos por los feligreses, que esperaban ansiosos su llegada a la parroquia con la intención de pasar a ungir y besar las imágenes.

Sin embargo, esta acción no fue permitida para el público en general, aunque no se explicó la razón de la decisión.

Lo únicos que pudieron pasar a besar las imágenes fueron las autoridades municipales y eclesiásticas, y la reina de la feria, Alejandra Sanguino Herrera.

Paciente espera

Con gran devoción, los fieles asistentes esperaron con paciencia a que las imágenes fueran depositadas de nuevo en su nicho, donde podrán seguir siendo veneradas por quienes así lo deseen.-




Volver arriba