Parcial mejoría en El Cuyo

La zona veraniega se prepara para recibir visitantes

7_180314_p1cuyitozphoto01

El CUYO, Tizimín.- Pese a que personal de Servicios Públicos Municipales realizó hace unos días la limpieza en el puerto, aún quedan pendientes por atender.

La zona veraniega ya presenta otra imagen, pero el pasado fin de semana que se alargó por el día de asueto, de nuevo temporadistas dejaron montones de desperdicios sobre la avenida.

El comisario municipal, Manuel Medina Lizama, organizó a su gente y durante esta semana se realizó la recoja de basura.

El sábado comenzaron a llegar visitantes de Tizimín y Valladolid para pasar “el puente” con su familia.

Claudio Herrera Martínez, vecino del puerto, dice que la gente que llegó volvió a ensuciar la avenida al sacar bolsas, cáscaras y palmas.

El encargado de limpiar una de las casas veraniegas indica que sólo en vacaciones se ve medio limpia la avenida, porque del resto del año permanece sucia y con montones de basura.

Germán Estañol Sosa, quien llegó a pasar el puente con esposa, hijos y suegra, dice que hace falta emparejar la avenida, pero sobre todo, reparar los baches que hay en el puerto.

Deficiencias

“Varias veces se nos aporreó el vehículo por tanto bache que pasamos; además, deben ver la manera de que los que vivimos al final de la zona veraniega también nos lleguen los servicios de luz y agua; cada que venimos tenemos que rentar cuarto, teniendo casa”.

Estañol Sosa indica que son pocas las familias que comienzan a llegar para darle mantenimiento a sus casas ante la proximidad de la Semana Santa.

“Antes de que se inicie la temporada vacacional deberían venir a fumigar porque hay mucho mosco”, dice.

Reservaciones

El fin de semana se ocuparon unas 15 casas. En cuanto a los cuartos, ya comenzaron a hacerse reservaciones.

Las tarifas varían de $400 a $1,000 por noche. Las casas amuebladas se rentan de $2,000 a $3,000 por semana.

En la playa, las palapas están en deplorables condiciones, con maderas rotas y guano viejo.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba